Un músico que lucha por abrirse camino se da cuenta de que es la única persona en el mundo capaz de recordar a los Beatles.

Richard Curtis, el guionista de Cuatro bodas y un funeralNotting HillLove Actually y Una cuestión de tiempo, ha conseguido nuevamente destapar el tarro de las esencias y completar un cuento cinematográfico absolutamente original y cautivador de principio a fin. La realización del enérgico Danny Boyle ha estado a la altura que merecía la propuesta y el resultado que llega a la cartelera se postula con ser el estreno del verano, por encima de los aparatosos blockbusters hollwyoodenses. Unas pinceladas de fantasía escenificadas con sutileza, su bonita historia de amor y las canciones de The Beatles se conjugan en un film arrebatador.

Después de varios años intentando hacer realidad el sueño de vivir de la música, Jack Malik se siente frustrado y dispuesto a dejar la guitarra, mientras su amiga y mánager, Ellie, intenta convencerle de lo contrario. Eso cambia tras un súbito apagón general de unos segundos. A partir de ese instante descubrirá que al parecer es la única persona del planeta capaz de recordar los éxitos del Cuarteto de Liverpool. Súbitamente pasará a convertirse en una estrella mundial a costa de los míticos hits del grupo británico. Sin embargo, en el camino hacia la fama se cruzarán circunstancias imprevistas.

Desde el arranque da muestras de la encomiable frescura que recorre todo el metraje. Se vale constantemente de un sentido del humor blanco que aprovecha plenamente tan singular premisa. A ello se une la paulatina incorporación de un largo elenco de secundarios bien definidos que van enriqueciendo el relato y dinamizando la narración. No faltan tampoco toques visualmente llamativos y secuencias con un estudiado diseño y la participación de cientos de extras, que ponen la guinda a un título totalmente recomendable.

Como era de esperar, acaba imponiéndose la parcela romántica, con la cual logra emocionar y cerrar la función en un punto álgido; pero también acierta a encontrar el espacio preciso para ironizar sobre la voraz industria discográfica actual, que incluye la presencia, con tintes de autoparodia, del popular Ed Sheeran.

El reparto lo encabeza el desconocido Himesh Patel, quien sale airoso del reto, especialmente a la hora de tocar y cantar, aunque le falta un poco de carisma. Lo compensa perfectamente el encanto de Lily James (Mamma Mia: Una y otra vezLasociedad literaria y el pastel de piel de patata). Por su parte, Kate McKinnon (Cazafantasmas) asume un perfil arquetípico de ambiciosa representante y Joel Fry cumple en el papel del colega y amigo pesado dotado de una aceptable vis cómica.

Tierna, nostálgica, sensible y entretenida son solo algunas de las virtudes que hacen muy digna de atención a esta producción británica que deleitará a cualquier tipo de público.

Critica de Eduardo Casanova

 

Yesterday (2019)
Yesterday poster Valoración: 6.7/10 (717 votes)
Director: Danny Boyle
Guión: Jack Barth (story by), Richard Curtis (screenplay), Richard Curtis (story by)
Actores: Himesh Patel, Lily James, Sophia Di Martino, Ellise Chappell
Duración: 116 min
Calificación: PG-13
Género: Comedy, Fantasy, Music, Musical, Romance
Estreno: 08 Aug 2019
Sinopsis: A struggling musician realizes he's the only person on Earth who can remember The Beatles after waking up in an alternate timeline where they never existed.
Calificación: