Baby Driver (2017 Edgar Wright)

Baby es un joven chaval que tiene un don para robar y conducir coches, pero se dedica a trabajar para una banda especializada en atracar bancos, tiene una cuenta pendiente con el jefe de la banda criminal. Pero todo cambia cuando conoce a la chica de sus sueños, una joven camarera con la que sueña escapar de esa vida y comenzar una nueva….

Una coproducción entre Estados Unidos y Inglaterra de unos 35 millones de dólares, rodada en Atlanta por Edgar Wright famoso director gracias a la Trilogía del cornetto (Zombies Party, Arma Fatal y Bienvenidos al fin del mundo) siendo esta su primera peli que rueda en USA. Está escrita también por el, partiendo de una idea de hace muchos años.

La música es fundamental, continuamente aparecen canciones y el director cronómetro muchas de esas canciones a los movimientos de los actores, incluso el título de la peli se debe a la canción “Baby Driver” del disco de Simon y Garfunkel “Puente sobre aguas turbulentas” y que aparece en los títulos de crédito finales.

Muchas referencias cinéfilas sobre todo a Regreso al Futuro, Austin Powers, Monstruos SA.etc  o incluso se permite un pequeño homenaje al principio cuando va a por café a su película Zombies Party (Shaun of the dead) en una peli que tiene muchas similitudes a la de Walter Hill (Driver) o la de Nicholas Winding Refn (Drive).

Protagoniza Ansel Elgort (Divergente, Bajo la misma estrella) y unos secundarios de lujo como Jamie Foxx, Jon Hamm, Lily James (Cenicienta) Kevin Spacey o la impresionante Eliza Gonzalez.

Original, divertida y muy entretenida película dirigida con mucho estilo  y con muchos gags visuales en un género que podría calificarse como Musical de acción y que aunque suena a producto para adolescentes no lo es en absoluto.

Muy recomendable para pasar un buen rato.

 

 

Calificación: