Zhang Yimou presenta una de sus películas más densas y oscuras: un drama de tintes shakespearianos ligeramente alargado. La brillante y original media hora de batalla en el tramo final compensa sobradamente los pasajes tediosos, imbuidos de un tono oriental clásico. Sus sombrías pero cuidadas imágenes y la calma que recorre la narración se ven alteradas por la violencia sanguinolenta derivada de incidentes impactantes dentro de una intriga donde no faltan las sorpresas, aunque no siempre sirvan de acicate.

En una lejana época de guerras territoriales entre reinos, Peig Liang se vanagloria de haber conseguido un tratado de paz con sus adversarios, aun a costa de cederles la ciudad amurallada de Jingzhou, algo que no comparte su respetado comandante ni muchos de los soldados. A espaldas del monarca, el oficial trama un astuto plan para recuperar el enclave perdido cuya piedra angular consiste en un duelo singular con el invicto general de las tropas enemigas.

Los primeros minutos desvelan las hechuras dominantes de la puesta en escena, que cuando se sitúa en la corte real adquiere un cariz prácticamente teatral. No obstante, ya en esos instantes iniciales introduce elementos inquietantes y destapa algunas de sus inesperadas bazas.

Los diálogos excesivos que, en ocasiones, rozan la divagación y trazan un puzzle, en principio confuso, paulatinamente van dando paso a una mayor claridad que culmina de manera épica, con un enfrentamiento armado a dos bandas sustentado por un ingenioso diseño, acicalado de detalles cuasi fantásticos y que arroja un resultado espectacular. Pese a ello, sabe a poco si atenemos a lo que parece prometer el tráiler.

En el tránsito hacia la tragedia absoluta, se permite incorporar argumentos románticos y en ese punto se debe destacar la caracterización de los personajes femeninos como mujeres fuertes y adelantadas a su tiempo en quienes recaen actuaciones decisivas.

El reputado cineasta se ha rodeado de unos equipos técnicos de garantía. Además de lucirse completamente en las secuencias de acción, han entendido perfectamente la intención del director, materializando la impronta de la pintura china tradicional en la pantalla y proporcionando llamativos contrastes. El hecho de rodar bajo la lluvia puede antojarse una frivolidad o una dificultad autoimpuesta en beneficio de una estética novedosa.

Los actores demuestran un elevado compromiso y oficio, especialmente Deng Chao quien sale airoso del doble reto interpretativo que asume.
Crítica de Eduardo Casanova

 

 

 

Shadow (2018)
Shadow poster Valoración: 7.1/10 (2,324 votes)
Director: Yimou Zhang
Guión: Wei Li (screenplay), Yimou Zhang (screenplay)
Actores: Chao Deng, Li Sun, Ryan Zheng, Qianyuan Wang
Duración: 116 min
Calificación: N/A
Género: Action, Drama, War
Estreno: 30 Sep 2018
Sinopsis: Life and intrigue in an ancient Chinese court.
Calificación: