Tulip Fever (2017 Justin Chadwick)

Amsterdam Siglo XVII. Una joven huérfana llamada Sophia (Alicia Vikander) se casa con un hombre de negocios mayor que ella Cornelis Sandvoort (Christoph Waltz), pero al encargar un retrato de los dos, el pintor Jan Van Loos (Dane DeHaan) se enamorara de la joven casada. Con la esperanza de labrarse un futuro juntos, invierte en el mercado de los tulipanes, una flor muy cotizada en aquella época.

Un proyecto que data del 2004 de Dreamworks en el que John Madden iba a dirigir y con guión de Tom Stoppard, se construyeron en Pinewood studios (Londres) una serie de canales de Ámsterdam y plantaron 12,000 tulipanes. Jude Law, Natalie Portman y Jim Broadbent iban a protagonizar, pero a 12 días de empezar el rodaje y con un presupuesto de 45 millones la ley de exención de impuestos en Gran Bretaña cambió y el proyecto se vino abajo por el incremento de 17 millones más.

Al final la Weinstein Company consiguió rodar la película en 2014 reduciendo a 25 millones el presupuesto, pero no tuvo reacciones positivas y ha tardado en estrenarse hasta 2017.

Del proyecto se hizo cargo Justin Chadwick, pero el guión de este drama histórico del ganador del Oscar de “Shakespeare in Love” Tom Stoppard (adaptado de la novela de 1999 de Deborah Moggach) no te llega a enganchar, quedando todo en un melodrama con cierto aire a telefilme.

Una buenísima banda sonora de Danny Elfman, buena fotografía, vestuario, ambientación, decorados y buenas interpretaciones de un montón de buenos actores como Alicia Vikander,   Christoph Waltz, Dane DeHaan, Zach Galifianakis, Judy Dench o Cara Delevingne hacen que la película se vea con cierto agrado y sirva para pasar el rato, pero la pobre trama argumental y la poca química entre los actores difumina mucho el resultado final.

Calificación: