Hace ya 22 años Core Design revolucionaba el mundo de los videojuegos con Tomb Raider, una aventura que mezclaba plataformas y acción con una protagonista femenina. Una propuesta novedosa en gran parte por el gran salto técnico que ofrecían las nuevas videoconsolas de la época-Sega Saturn y la primera Playstation de Sony- donde el apartado técnico permitía al jugador a adentrarse en un mundo lleno de aventuras casi tangible. Debido al enorme éxito de su primera parte se produjeron numerosas secuelas a lo largo de diferentes generaciones de videoconsolas, a cada cual con más potencia gráfica y por ende más posibilidades técnicas y “más realismo”. Lara Croft se convirtió en un icono de la cultura popular-incluso Paramount produjo dos películas de cierto éxito protagonizadas por Angelina Jolie- pero pagó el alto precio de la sobreexplotación de tal manera que el sentido de la maravilla-y de la creatividad- se perdió en el camino entre tantas secuelas que intentaban mantener un alto nivel de ventas. El punto de inflexión fue en 2003-tras numerosos retrasos en su lanzamiento- con el sonado fracaso económico, crítico y de público del esperado Tomb Raider: El Ángel de la Oscuridad, juego que suponía el estreno de la saga a los 128 bits y cuyos resultados no fueron nada satisfactorios en torno a las expectativas que había en él. Tras la decepción que supuso El Ángel de la Oscuridad, varias entregas- desarrolladas ya por otro estudio: Crystal Dinamics- recuperaban las señas de identidad que hicieron famosa a la saga hasta llegar en 2013 a un exitoso reboot de la saga que volvía a poner a Lara Croft en un lugar importante en el mundo de los videojuegos. El triunfo de la nueva saga Tomb Raider en la presente década es tal que hace unos escasos días se anunció Shadow of the Tomb Raider-prolongación de Rise of the Tomb Raider (2015) que fue la primera secuela del reboot-con fecha de salida este 14 de Septiembre de 2018. Por lo que vemos en videoconsolas las aventuras de Lara Croft tendrán continuidad, algo que no se puede afirmar-por sus números en taquilla- con demasiada seguridad de este reinicio cinematográfico…

El éxito de dicho reboot ha producido el interés en reiniciar esta saga en la gran pantalla y por ello nos encontramos con esta nueva Lara Croft protagonizada por Alicia Vikander en un film cuyo mayor acierto es la caracterización e iconografía del personaje, así como diversas situaciones de supervivencia plasmadas a lo largo del metraje. Pero dicha plasmación y fidelidad a la hora de trasladar algunos momentos del videojuego en imágenes cinematográficas no puede bastar para valorar una película, aunque esté basada en un videojuego, novela o cómic. A pesar de sus aciertos como ser una película puramente de evasión, el intento de recuperar cierto añorado cine de aventuras, el rodaje en lugares naturales-con partes rodadas en Sudáfrica- o la elección de Vikander como la nueva Lara Croft, el film naufraga en demasiadas de sus partes combinando una serie de momentos totalmente innecesarios y de puro relleno, véase los primeros 10 minutos de la película donde Lara debe de realizar una carrera en bicicleta o la cantidad de horrorosos insertos a modo de flashback en repetidas ocasiones del metraje que subrayan una serie de imágenes para que el espectador no se pierda-sobre todo en los minutos finales-, cometiendo el grave error de subestimar de sobremanera al público. A ello hay que sumarle un montaje muy mejorable en los momentos de acción donde hay partes más trabajadas que otras, siendo las más destacadas la escena del hundimiento del barco o la secuencia en la que Lara tras huir de sus perseguidores acaba en un rio que la arrastra hasta un viejo avión en lo alto de una catarata-recordando aquí uno de los momentos del Tomb Raider de 2013-, ambos momentos que por su forma visual recuerdan al gameplay de los nuevos videojuegos por sus planos sostenidos y el seguimiento de la cámara en la acción de Lara.

Como resultado final esta Tomb Raider es una película floja con partes demasiado irregulares-su problema no está en el guión sino en la plasmación en imágenes de dicha historia-, cuyos logros residen en expresar algunos momentos de los videojuegos y es cuando Tomb Raider funciona bien como película. También hay que decir que se antoja muy lejos de horrores cinematográficos como fueron las adaptaciones de videojuegos como Street Fighter (Steven E. de Souza, 1994) y Super Mario Bros (Annabel Jankel, Rocky Morton, 1993) a inicios de la década de los 90, momento en el que los videojuegos no eran tomados demasiado en serio en el mundo de la cultura, aunque todavía a veces parece que algunas cosas no han cambiado tanto ya que nos encontramos con adaptaciones cinematográficas de dudosa calidad artística que denotan una dejadez evidente en claro contraste con el material que se adapta. Algo que plantea diversas cuestiones: ¿Por que sea un producto de evasión merece ser tratado en la gran pantalla con tal desgana visual? ¿Se subestima al público de este tipo de productos?  ¿No se plantea que este mismo público que consume videojuegos también puede consumir todo tipo de cine o productos audiovisuales de todo tipo de épocas y por ello tener un mínimo de conocimiento audiovisual?

En conjunto este intento de relanzamiento supone una verdadera oportunidad perdida y cabe preguntarse los motivos por los que Warner Bros-tras aciertos como Kong:La Isla Calavera (Kong: Skull Island, Jordan Vogt- Roberts,2017)- ha decidido desperdiciar-¿Para esto se contrata al mismo compositor de Mad Max: Furia en la Carretera?-dar el golpe de efecto que hubiera supuesto una dirección y un montaje que aspirase a algo más que ser una película de imagen líquida de uso y consumo.

Crítica de ADRIAN CHAMIZO

Tomb Raider (2018)
Tomb Raider poster Valoración: 7.5/10 (2,897 votes)
Director: Roar Uthaug
Guión: Geneva Robertson-Dworet (screenplay by), Alastair Siddons (screenplay by), Evan Daugherty (story by), Geneva Robertson-Dworet (story by)
Actores: Alicia Vikander, Dominic West, Walton Goggins, Daniel Wu
Duración: 118 min
Calificación: PG-13
Género: Action, Adventure
Estreno: 16 Mar 2018
Sinopsis: Lara Croft, the fiercely independent daughter of a missing adventurer, must push herself beyond her limits when she finds herself on the island where her father disappeared.
Calificación: