Stronger. Más fuerte que el destino (2017 David Gordon Green)

Historia real de Jeff Bauman, un hombre común que capturó los corazones de su ciudad y del mundo para convertirse en un símbolo de esperanza después de perder las dos piernas en el atentado de la maratón de Boston de 2013.

Un emotivo drama de superación personal como solo los americanos saben contar, ensalzando a sus héroes con el patriotismo que les caracteriza. Una historia que al igual que nos contó Peter Berg en “Dia de Patriotas” sobre el atentado de Boston y posterior captura de los terroristas en una película buena que pasó muy desapercibida. En esta ocasión se nos cuenta desde el punto de vista de una de las víctimas supervivientes.

Tiene tres etapas claramente definidas, al principio después de la tragedia se lo toma con algo de sentido del humor, más tarde caerá en una depresión fuerte con gran parte de culpa de las personas que tiene a su alrededor  y al final la superación por un par de motivos de inspiración que funcionan en los dos sentidos.

Las interpretaciones son soberbias de los tres protagonistas Jake Gyllenhaal con una pérdida de peso considerable se convierte en el heroe o martir Jeff.  Tatiana Maslany muy conocida por la serie “Orphan Black” interpreta a su novia y Miranda Richardson a la madre alcohólica de Jeff.

El guión es de John Pollono basado en el libro que escribió el protagonista Jeff Bauman. Cuenta con una buena banda sonora de Michael Brook y unos estupendos efectos especiales para borrarle las piernas a Jake Gyllenhaal. Por lo demás es una película muy previsible pero muy efectiva porque los personajes están muy bien construidos llegando en muchas ocasiones a emocionarte.

 

Calificación: