Song to song (2017 Terrence Malick)

Dos historias de amor , la de las parejas formadas por los compositores Faye (Rooney Mara) y BV (Ryan Gosling), y la del productor musical Cook (Michael Fassbender) y su novia camarera (Natalie Portman), en el mundo de la musica en Austin, Texas.

‘Song to Song’, que se empezó a rodar en 2012 casi a la vez de ‘Knight of Cups’, y que en principio iba a titularse ‘Lawless’, será la novena película de Malick, la quinta que dirige desde “El árbol de la vida” en 2011. En el cual cambia drásticamente de rumbo para ofrecernos películas con una estructura narrativa totalmente diferente incoherente y aburrida , con una voz en off que resulta de lo más cansino.

Rueda horas y horas de película dejando total libertad a los actores para luego resumir todo en dos horas con un montaje tedioso y con cotas de aburrimiento de esperar que se acabe cuanto antes.

Emmanuel Lubezki se encarga como otras veces de la fotografía con steady cam y grandes angulares en la que las imágenes muchas veces están totalmente distorsionadas. Michael Fassbender, Ryan Gosling, Rooney Mara, Natalie Portman o Cate Blanchett se limitan a desfilar frente a la cámara completamente perdidos y recitando frases inconexas sin ningún sentido.

Terrence Malick sigue inspirando a una minoría apasionada de devotos incondicionales que defenderá todo lo que hace, no importa cuán inepto, ridículo o reiterativo que  sea, un extraño sentido de la lealtad  hacia el hombre que hizo Días del cielo , Malas Tierras o La delgada línea Roja, pero mi paciencia ha llegado a su fin, lo siento Malick pero todo tiene un fin.