Cuando Billy Batson (Angel), un chaval de acogida de 14 años que ha crecido en las calles, grita la palabra ‘SHAZAM!’, se convierte en el Superhéroe adulto Shazam (Levi), por cortesía de un antiguo mago. Dentro de un cuerpo musculoso y divino, Shazam esconde un corazón de niño. Pero lo mejor es que en esta versión de adulto consigue realizar todo lo que le gustaría hacer a cualquier adolescente con superpoderes: ¡Divertirse con ellos! ¿Volar? ¿Tener visión de rayos X? ¿Disparar un rayo con las manos? ¿Saltarse el examen de sociales? Shazam va a poner a prueba los límites de sus habilidades con la inconsciencia propia de un niño. Pero necesitará dominar rápidamente esos poderes para luchar contra las letales fuerzas del mal que controla el Dr. Thaddeus Sivana (Strong). 

DC Comics ha seguido una trayectoria irregular en la transposición de sus personajes a la gran pantalla, quedando casi siempre lejos de las excelencias de Marvel. Ahora, alejándose de los patrones habituales, acierta al ofrecernos unas aventuras en clave de comedia juvenil, con ligeras reminiscencias al cine de los ochenta (Big es un referente evidente) y un tipo de humor apto para todos los públicos.

Billy Batson ha ido de una casa de acogida a otra desde que se perdió de su madre siendo muy pequeño. El ingreso en un nuevo hogar, con varios hijos adoptivos, coincide con un fenómeno inexplicable: repentinamente aparece en una remota cueva donde un viejo hechicero dice haberlo escogido como su paladín y sucesor. Después de tan alucinante experiencia se percatará de que solo con decir “¡Shazam!” se convierte en un superhéroe adulto con fabulosos poderes. Lo que al principio le resulta divertido se complica al irrumpir en su mundo un poderoso villano.

La película, sin acelerarse, no tiene descanso y reconduce los recursos propios del género a terrenos cómicos con una eficacia notable, desprovista de gags de sal gruesa y exabruptos. De manera que, en ese sentido, se aleja mucho del irreverente Deadpool y se acerca algo más al ingenuo Kick-Ass.

El film funciona en buena parte gracias al acento que pone en la camaradería fraternal que se genera entre el protagonista y su hermanastro, quien hace las veces de valedor y escudero a la vez; una pareja con gancho a la cual se sumará el resto de muchachos de la familia. Además, en atención a sus circunstancias personales, tampoco faltan instantes emotivos que redondean la historia.

Por supuesto, no renuncia a la acción y cuando llega, el guión se muestra ingenioso y sorprendente, distanciándose de la común obsesión de recargar las tintas en esa parcela. Incluso las figuras monstruosas que irrumpen en escena adquieren unas formas que recuerdan a los malévolos seres de Los cazafantasmas (1984).

Los productores han acertado plenamente con la elección de Zachary Levi, porque el actor da la talla y responde a las variopintas exigencias del papel, moviéndose a las mil maravillas en los diferentes registros que exige. No le van a la zaga ninguno de sus jóvenes compañeros de reparto, especialmente Jack Dylan Grazer (It), Asher Ángel y la pequeña y pizpireta Faithe Herman. Mark Strong cumple ejerciendo de malvado y merece reconocimiento la participación de la actriz española Marta Milans.

Advertencia: se esconden dos propinas al inicio y final de los créditos (la primera abre la puerta a la secuela y la segunda consiste en un chiste intrascendente).

Crítica de Eduardo Casanova

 

Shazam! (2019)
Shazam! poster Valoración: 7.9/10 (16,103 votes)
Director: David F. Sandberg
Guión: Henry Gayden (screenplay by), Henry Gayden (story by), Darren Lemke (story by), Bill Parker (Shazam created by), C.C. Beck (Shazam created by)
Actores: Zachary Levi, Djimon Hounsou, Mark Strong, Jack Dylan Grazer
Duración: 132 min
Calificación: PG-13
Género: Action, Adventure, Comedy, Fantasy
Estreno: 05 Apr 2019
Sinopsis: We all have a superhero inside us, it just takes a bit of magic to bring it out. In Billy Batson's case, by shouting out one word - SHAZAM! - this streetwise fourteen-year-old foster kid can turn into the adult superhero Shazam.
Calificación: