Okja (2017 Bong Joon-ho. Netflix)

Durante 10 años, la pequeña Mija (An Seo Hyun) ha sido la cuidadora y compañera de Okja, un gigantesco animal mitad cerdo-hipopotamo  en su casa de las montañas en Corea del Sur. Todo ello se debe a un estudio de una empresa cárnica ya que son los propietarios de esta especie creada en laboratorio para consumo humano. Pero todo cambiará cuando la gran multinacional Mirando Corporation se lleve a Okja para trasladarla a Nueva York…

Segunda película de Netflix coproducida con Plan B después de “Maquina de Guerra”, con un presupuesto de 50 millones de dólares y que fue a concurso al Festival de Cannes donde hubo mucha polémica junto a “The Meyerowitz stories” con Adam Sandler,  por ser producciones destinadas únicamente a ver en Tv sin su paso por los cines. Pedro Almodóvar estando de jurado anunció la modificación de su reglamento, y partir de la edición de 2018, todos los realizadores y productores que presenten sus trabajos para ser considerados para competir,  se deben de comprometer con la  distribución en salas de Francia.  El director coreano defendió a Netflix diciendo que tuvo completa libertad para realizar el film.

Boon Joon-Ho uno de los mejores directores de corea con títulos tan emblemáticos como “Memories of Murder”,”Rompenieves”, “Madre” o “The Host” y que también es artífice del guión es el encargado de sumergirnos en este cuento sentimental, trepidante y conmovedor.

Por la parte norteamericana tenemos a Tilda Swinton que interpreta a las dos hermanas propietarias de la empresa cárnica y que ya trabajó con el director en “Rompenieves”. Paul Dano interpreta a un líder de un grupo para la defensa de los animales junto a Lily Collins. Un estrambótico Jake Gyllenhaal que conduce un programa de Tv. Shirley Henderson y Giancarlo Esposito un papel que era para Bill Nighy pero se retiró del proyecto.

Por la parte coreana (la película está hablada en los dos idiomas) está la niña Ahn Seo Hyun y Byun Hee-Bong que trabajo tambien con Boon en The Host y Memories of Murder.

La creación digital del animal es excelente (Dicen que la cara la idearon a partir del Manatí). El director ya en The Host demostró que se mueve muy bien con los efectos especiales. Una buena película de aventuras familiar pero que no está exenta de unos grandes mensajes, que nos recordara a títulos como E.T o Mi vecino Totoro. Estreno en Netflix el 29 de Junio

 

Calificación: