Mudbound (2017 Dee Rees)

Dos hombres regresan de la Segunda Guerra Mundial a su hogar, en una pequeña población rural en Mississippi. Allí tendrán que adaptarse a su nueva vida tras la guerra, y al racismo imperante en la región

Una buenísima adaptación de la novela de Hillary Jordan sobre un pasado más que turbio de los Estados Unidos que se pudo ver en el Festival de Sundance con muchisimo exito. Netflix compró la película por 12,5 millones estrenadose hace poco en la plataforma.

La directora afroamericana Dee Rees realizadora de “Pariah” y el telefilme “Bessie”se encarga de plasmar las imágenes de las vidas de dos familias, una negra y una blanca, en el delta del Mississippi de la posguerra.

La fotografia de Rachel Morrison describe en unos tonos oscuros los paisajes e interiores de las viviendas de los protagonistas junto a una ambientación sobresaliente durante las 2 horas y cuarto que dura el film.

La familia McAllans y los Jackson están muy bien interpretados por Jason Clarke, Carey Mulligan, Garret Hedlund o Jason Mitchell. Todos ellos afrontarán una depresión económica importante y a través de una voz en off se van describiendo sus vidas.

La hipocresía de la población estadounidense en aquella época en cuanto al racismo se refiere, queda muy bien reflejado en el personaje de color Ronsel Jackson interpretado por Jason Mitchell quien luchando en Europa en la segunda guerra mundial se le considera una persona igual e incluso tiene una novia blanca, algo impensable en su país.

Una película muy recomendable, bastante triste pero rodada con elegancia.

Calificación: