Breve introducción al lector:

Vuelven los terrores en Arrakis, aquí la segunda entrega del especial por décadas centrado en el cine de terror que estoy llevando a cabo, ahora toca adentrarse en los años 70, una década muy interesante a nivel cinematográfico en general y del terror en particular, género que estamos tratando. Se mejoraba en calidad y cantidad y nos ofrecían acercamientos y temáticas como los psicokiller, el poder demoníaco cobraba fuerza e infinidad de películas de lo más variopinto donde lo fantástico y cierto toque realista se daban la mano, un nuevo enfoque, un nuevo prisma a la hora de mostrar y sentir el terror había nacido con esta década.

terror

Vuelvo asi pues a destacar algunas de las películas que personalmente pienso que fueron las más influyentes en dicho género, antes de ello haré como en la anterior ocasión un breve repaso sobre la década en cuestión donde mencionaré otros tantos films de otros paises y otros sub-géneros, todos ellos dentro del propio cine de terror obviamente, películas algunas de ellas igualmente destcables y memorables que justamente se merecerían un análisis más en profundidad, tras este repaso a grosso modo me detendré en algunas de ellas para comentar curiosidades y dar una opinión personal de las mismas, sin más y con el único propósito de haceros pasar un rato argadable allá vamos.

Los Años 70:

sip

Los 70 fueron sin duda una década de suma importancia a nivel cinematográfico; años de cambios, cambios en la mentalidad internacional, años de guerras como la de Vietnam, años de reivindicaciones y de desatada libertad moral y creativa a la hora de mostrar historas con más autoría fílmica, influenciados mas por el cine Europeo que por el propio conservadurismo Norteamericano, la mentalidad del americano medio se resentia por los hechos acaecidos en la sociedad durante esos años y el cine como no podía ser menos acababa reflejándolo como si de un espejo donde mirarse se tratase; Las películas ganaban en realismo sin llegar a ser cinema verité pero sí que se mostraban mucho más realistas, explícitas y adultas en su ejecución.

Los dos primeros años no tienen una producción interesante a destacar en Norteamérica, esto es a su vez aprovechado por paises como España que realizaron películas de género como La Noche de Walpurgis’ protagonizada por nuestro querido Paul Naschy o La Noche del Terror Ciego’ de Armando de Ossorio, comenzaba así su saga de los zombies templarios, Pánico en el Transiberiano’ una película con una excelente atmósfera dirigida por Eugenio Martín y que tenía como principal reclamo sus dos actores protagonistas, nada menos que Peter Cushing y Christopher Lee, los dos buques insignia de la mítica Hammer , todas ellas eran películas de muy bajo presupuesto pero que poseían una ambientación bastante interesante y conseguida, precisamente mientras tanto productoras tan míticas como la Hammer empezaban a dar sus últimos coletazos de vida (en cuanto a producciones de calidad se refiere) con films como Las Cicatrices de Drácula’ oDrácula 73′ películas batante flojas, especialmente la última mencionada.

No fue hasta el año 73 y de nuevo en Norteamérica cuando el cine de terror recobró su prestigio perdido y de qué manera, el director William Friedkin nos regaló una obra maestra del género, El Exorcista’, película que fue un rotundo éxito y que cambió el género para siempre, el terror ahora era mucho más crudo y realista, pero si ese año fue de Regan” el año posterior fue de “Cara de Cuero” pues un joven Tobe Hooper con poco presupuesto pero mucho talento rodaria otra joya del género, la siniestra y malsana La Matanza de Texas’, sublime muestra del horror más descarnado, las películas empezaban a ser mas densas, sus ambientaciones creaban un desasosiego muy particular en el espectador y todo ello era debido al ambiente imperante en tan tumultuosa década.

'La leyenda de la casa del infierno' dirigida por John Hough (1973)

‘La leyenda de la casa del infierno’ dirigida por John Hough (1973)

Destacar también en esos años films como la curiosa ‘Estoy Vivo’, la española No Profanar el Sueño de los Muertos’ dirigida por Jorge Grau deudora de la mítica película zombie de Romero, la británica y brillante ‘La Leyenda de la Casa del Infierno’ película de mansión encantada con ciertas reminiscencias aThe Haunting’ de Robert Wise basada en una obra de Richard Matheson o Vinieron de Dentro de… del por aquel entonces debutante David Cronenberg.

A mediados de la década un escritor que por aquel entonces empezaba su andadura literaria (nada menos que Stephen King) realizó una excelente novela sobre una chica con poderes psíquicos que era la burla de todo su círculo social y que poseía una dominante madre con fuertes valores religiosos, la novela fue un éxito y poco tardó en ver una adaptación cinematográfica, estamos hablando de ‘Carrie’ dirigida por Brian De Palma, por si esto fuera poco el cine demoníaco estaba resurgiendo de nuevo y ese mismo año el mítico director de Superman’, Richard Donner nos ofreció otra maravilla del género, la imprescindible ‘La Profecia’.

¿Quién puede matar a un niño? dirigida por Narciso Ibáñez Serrador (1976)

‘¿Quién puede matar a un niño?’ dirigida por Narciso Ibáñez Serrador (1976)

De vuelta a nuestro país Chicho Ibañez Serrador realizó su mejor película, la perturbadora ¿Quien Puede Matar a un Niño?’, película que compartía con el film de Hooper un ambiente sucio, desgarrador y a su vez realista, con unos títulos de crédito iniciales inolvidables, todo un film de culto de nuestro cine, ya que nos encontramos en el viejo continente también cabe mencionar una de las mejores películas de Dario Argento, Suspiria’, film que tenía pinceladas del sub género denominado giallo que ya comentamos en el especial anterior pero sobre todo era cine de ambiente sobrenatural, Suspiria fue la primera de una oscura trilogía sobre brujas bautizadas con el nombre de “Las Tres Madres” compuesto por ‘Suspiria’, ‘Inferno’ y ‘La Madre del Mal’.

'Suspiria' dirigida por Dario Argento (1977)

‘Suspiria’ dirigida por Dario Argento (1977)

Suspiria tiene el mérito de ser una de las películas de terror más bellas de la historia, el uso de sus colores cálidos e intensos, su particular diseño de producción a lo “art decó” de los escenarios, su atmósfera brillantemente conseguida, el uso de su poderosa banda sonora a manos del grupo Goblin es inolvidable, una verdadera pesadilla en imágenes, un cuento de hadas macabro que no deja indiferente a quién se adentre en el, con un ritmo pausado e intrigante que sería impensable para el cine de género actual, una obra de arte bella y terrorífica que todo amante del terror debe ver.

Durante los años venideros el género estaba mas vivo que nunca, estaba dando verdaderas obras maestras que a su vez se iban intercalando con otras de menor calidad pero igualmente recomendables comoRabia’ y ‘Cromosoma 3’, ambas de Cronenberg,Las Colinas Tienen Ojos’ de Wes Craven, la extrañamente atrayente y fascinante Phantasma’ de Don Coscarelli, ‘Terror en Amytiville’ film de casa encantada basada en supuestos hechos reales, ‘Zombie’ de Romero, secuela de su noche de los muertos vivientes con gran crítica social, El Misterio de Salem Lot’, esta última siendo un telefilm basado en otro relato de Stephen King dirigido por Tobe Hooper con cierta calidad como para ser destacada aquí, con momentos realmente terroríficos como el de un niño vampiro golpeando los cristales de una ventana que hielan la sangre o el aspecto del vampiro deudor del ‘Nosferatu’ de Murnau.

'Phantasma' dirigida por Don Coscarelli (1979)

‘Phantasma’ dirigida por Don Coscarelli (1979)

Pero aún quedaba otra joya a destacar entre tanto film de horror, el gran John Carpenter sería quien la llevase a cabo, estamos hablando de ‘La Noche de Halloween’, con esta película nacería el serial killer moderno, si bien otros como ‘El Fotógrafo del Pánico’, ‘Psicosis’ o incluso La Matanza de Texas’ ya poseian un personaje similar, Carpenter dota a su Michael Myers de un protagonismo y de una maldad carente de toda razón que juega en otro nivel, imitado en años posteriores y hasta el día de hoy por películas de dudosa calidad.

Sin más hasta aquí el balance de las películas más importantes y/o representativas de los 70, década realmente imprescindible para el género, en ella se encuentran posiblemente las películas mejor valoradas del cine de terror y no es para menos, década prolífica y de indudable calidad que nos regaló verdaderos momentos y personajes terroríficos, evidentemente hay cientos de títulos y no todos han sido mencionados aquí, pero creo que las películas más representativas si que se le hace mención en el dossier, a continuación me detendré más pormenorizadamente en las que creo que son algunas joyas de la década.

 

El Exorcista (1973):

exor

Clásico entre los clásicos, una de las películas de terror mejor valoradas por la crítica y más conocidas por el gran público,  un film que levantó no pocas ampollas en grupos religiosos de la época y que consiguió incluso que ambulancias estuvieran en la puerta de los cines debido a ciertos ataques de pánico de un público algo ingenuo que no esperaba el halo de terror que encerraba el film de Friedkin.

Quizás todo ello sea algo exagerado visto desde el punto de vista actual pero hay que ponerse en antecedentes y es que antes de ‘El Exorcista’ las películas de terror eran mucho menos angustiosas y molestas de ver, el film de William Friedkin era como un puñetazo en la concienca del espectador medio, se sumergía en el terror más oculto que anida en nuestro interior.

Friedkin consiguió una simbiosis perfecta entre terror sobrenatural y drama humano, afortunadamente el film consigue alejarse de la casqueria gratuita y de los sustos de fanfarria, aquí el ritmo es pausado pero eficaz, el director se toma su tiempo, sus personajes están perfectamente construidos, la trama nos pone en antecedentes en un brillante comienzo que nos situa en una excavación arqueológica en Irak de unas ruinas sumerias, allí encontrará una deidad milenaria que hace referencia al demonio Pazuzu, esto sirve a Friedkin para decirnos que el mal es tan antiguo, exótico y desconocido como el propio origen del hombre, de ahí pasamos a la gran ciudad donde dicho mal tan antiguo como el propio tiempo acabará asentándose, concretamente en una joven niña de 12 años llamada Regan, creiblemente interpretada por Linda Blair, la fotografía es magistral y hace un uso brillante de los tonos cálidos al principio para ir pasando progresivamente a tonos mucho más gélidos conforme el mal impera en la habitación de la niña, con ciertos tonos azulados en su parte final, creando una atmósfera realmente inquietante y opresiva.

mola

El mal va increscendo en la vida de Regan y su madre, una actriz en horas bajas interpretada de manera brillante por Ellen Burstyn que está dispuesta a todo por salvar el cuerpo y el alma de su joven hija, cabe destacar su papel pues consigue ejercer una brillante interpretación de una madre angustiada y desesperada por el mal que ha invadido su vida y la de su pequeña familia, destacar también los papeles de sendos curas exorcistas que están interpretados por Jason Miller que está inmenso como el mítico Padre Karras y Max Von Sydow que consigue un contenido pero contundente registro como el Padre Merrin.

La fuerte carga religiosa cobra protagonismo ante la ciencia que va admitiendo su impotencia ya que no ve solución médica al problema de Regan, dándonos a entender que en este mundo existen fuerzas y misterios que estan muy lejos de nuestro conocimiento, alcance y comprensión, su tour de force final es antológico con unos brillantes diálogos del demonio hacia los curas exorcistas creando así un duelo verbal épico que intentará penetrar en sus más profundos miedos.

sip

Concluir dicha reseña destacando también los efectos de sonido y detalles subliminales totalmente inquietantes y abstractos en determinados momentos del film, todo ello arropado por la inolvidable música de Mike Oldfield que ya se ha convertido en todo un clásico, estamos asi pues ante la mejor película de exorcismos de la historia, infinitamente imitada pero jamás superada, puede que otras películas mas actuales hayan abordado el tema desde un punto de vista mas sutil o incluso realista pero ninguna atesora tanto terror en sus fotogramas, unas interpretaciones tan entregadas a la causa y sobre todo una puesta en escena y una atmósfera tan conseguida y siniestra, sin lugar a dudas un clásico imperecedero, imprescindible dentro del cine de terror.

Curiosidades:

En la escena en la cuál Chris MacNeil sale de la habitación de Regan, para preguntar quién había colocado el crucifijo bajo la almohada, se puede observar en el lado izquierdo de la puerta la figura del demonio Pazuzu. La inspiración para que William Peter Blatty escribiera el libro en el que la película se basa, la obtuvo de un episodio verdadero de exorcismo ocurrido en 1949, en el caso real el poseído era un niño en lugar de una niña. Para la escena en donde Regan gira su cabeza, se hizo una muñeca de látex a tamaño natural que era controlada por control remoto. Se construyeron tres camas separadas para realizar tres movimientos de la misma por separado.

ojos

En la escena del laboratorio de audio, se puede ver un cartel blanco con las letras escritas en rojo sobre la pared encima del cristal que pone: “TASUKETE“, dicha palabra significa “Ayúdame” en japonés. El lugar de la excavación arqueológica que se ve al principio de la película es en verdad el antiguo Nineveh en Hatra (Irak). El actor Max von Sydow necesitó varias horas de maquillaje para que su cara diera la impresión de vejez y cansancio en algunas escenas. El sonido del demonio cuando deja el cuerpo de Regan (Linda Blair), es en realidad los gruñidos de cerdos antes de una matanza. El tramo final está rodado dentro de una cámara frigorífica que se decoró como el cuarto de Regan, se encontraba a 0 grados, por lo que el vaho de los actores es real. El famoso vómito verde era en realidad sopa de guisante.

 

La Matanza de Texas (1974):

grito

Vamos ahora con otro film de auténtico horror, una película que mucha gente ha catalogado como gore o explícitamente violenta y es algo completamente falso, es cierto que el film posee ciertas escenas crudas pero muchas menos de lo que se le presupone en realidad, la película opta más por un acercamiento mas brutal a nivel psicológico y anímico, su ambientación insana, cruda y hasta visualmente fea crea en efecto de auténtica angustia y locura en el espectador, si nos referimos a ambientaciones perturbadoras La Matanza de Texas’ está posiblemente entre lo mejor de toda la historia del cine.

Dirigida de forma brillante por un Tobe Hooper que supo sacarle partido al poco presupuesto con el que contaba, este conseguía que empatizáramos realmente con los protagonistas, ayudado por una dirección artística completamente inspirada, el uso de primeros planos contenidos a la hora de mostrar la angustia de la chica protagonista sobre todo en su tramo final es de lo más desasosegante y angustioso que un espectador pueda vivir en una película de dicho género, la actriz Marylin Burns se entregó por completo a dicho papel, realizando personalmente el mejor papel femenino de una “scream queen” que se recuerda, la chica está soberbia.

Hooper en plena era hippie optó por analizar el horror de un grupo de chicos que estaban muy lejos de casa y una historia de psicópatas retorcidos propietarios de un singular matadero, ahora la carne animal sería cambiada por la humana, inspirada en hechos reales de los asesinatos cometidos por Ed Gein, singular asesino psicótico que también sirvió a Hitchcock para su Norman Bates en Psicosis’. El film fue rodado en las afueras de Texas y cabe destacar que para el diseño de Cara de Cuero sus creadores y especialmente el actor que lo encarnó se documentaron y basaron en pacientes de diversos psiquiátricos del estado, el resultado no pudo ser más satisfactorio pues el personaje final se encuentra en la cúspide de los personajes míticos del cine de terror.

rubia

La labor del equipo artístico fue practicamente tan decisiva como la del propio director, la película es un film que impacta, se queda en nuestro subconsciente, llega a producir asco pero no de una forma gratuita si no más bien por la presión e impotencia que transmiten sus victimas y verdugos, un film donde la atmósfera mal sana llega a cotas inimaginables, practicamente era lo más importante de la película, una película que jugaba más con nuestra imaginacion que con la tortura gratuita y explícita como las basuras de hoy dia (véase ‘Saw’ o Hostel’), es el ambiente el que realmente construye en nuestra psique el verdadero horror.

Y es que es una película que no deja indiferente a nadie, toda una oda al horror más descarnado, primitivo y salvaje, con una atmósfera pegajosa, que casi se puede llegar a sentir y palpar el olor y calor de aquella casa llena de huesos humanos, moscas y restos de animales, o el sudor de sus protagonistas al sentirse presionados y presos de la familia más salvaje de la historia del cine, pocas películas han conseguido lo que Hooper hizo con esta obra maestra y es que nos sintamos en la piel de sus protagonistas, compartamos con ellos el horror y la angustia, su incierto destino, sin duda toda una lección de cine de cómo crear una atmósfera que envuelva al espectador hasta límites insospechados.

cara

La Matanza de Texas fue otro film que cambió la forma de hacer cine y que a día de hoy aún se sigue tomando como referente por futuros cineastas, la falta de medios a nivel presupuestario no impidió el increible talento que el film atesora en cada uno de sus fotogramas, una película que tiene todo lo necesario en el género para estar entre lo mejor. Un clásico.

Curiosidades:

De a todos los que mata Cara de Cuero, sólo a Franklin el hermano de Sally (Marilyn Burns) le mata con su famosa sierra mecánica. El film se rodó íntegramente en el estado de Texas. La secuencia de la cena coincidió con una insoportable ola de calor. Edwin Neal (el autoestopista) afirmó que fue la peor experiencia de su vida. Marilyn Burns se agobió y perdió los nervios varias veces dando un resultado final extraordinario. En la película Cara de Cuero no habla, sólo balbucea y grita, pero en el guión tenía notas que indicaban lo que trataba de decir a los personajes. Para lograr que Pam fuera colgada del gancho de carne, se utilizó un cordón de nailon atado en sus piernas, lo que le causó un gran dolor.

ojo

La banda sonora se compone fundamentalmente de ruidos y ecos, creando así la angustia del espectador. La localización de la película sitúa la acción en un paisaje rural, árido y seco, rehuyendo de la utilización de parajes preciosistas, y a su vez utilizando una imagen granulada (provocada por la conversión de 16 a 35 mm.), creando todo ello un ambiente incómodo, opresivo y asfixiante. El presupuesto fue de 140.000 dólares y recaudó 50 millones de dólares en todo el mundo. Los esqueletos de la casa de Cara de Cuero son reales, la razón es que eran más baratos que los sintéticos. El papel del Abuelo fue interpretado por John Dugan con 18 años. La casa estaba habitada y fue alquilada por el equipo de Hooper. Los habitantes de ésta continuaron viviendo en ella durante todo el rodaje.

 

Carrie (1976):

carrie

La película que nos ocupa a continuación viene de una novela del mismo nombre escrita por Stephen King que fue un rotundo éxito en crítica y ventas, por lo que poco tardó una Major en fijarse en ella para hacer un film de horror con un director de renombre a su cargo, el encargo le tocó al siempre interesante Brian De Palma que realizó un brillante trabajo a pesar de tener ciertas discrepancias con el estudio.

Si por algo destaca Carrie’ es porque introdujo ciertos aportes al género, entre ellos el tema de los poderes psíquicos como mecanismo desencadenante del terror, posteriormente imitado en varias producciones, la mezcla de drama y terror también es algo a tener muy en cuenta, apostando por un perfecto equilibrio entre ambos géneros, su protagonista nos causa una extraña sensación que va de la lástima al miedo, algo que sin duda aportó tambien el film de De Palma fue el tema de los finales abiertos con susto incluido y el uso de las universidades como fuente canalizadora del odio adolescente, realizada de forma bastante personal el film posee una ambientación única con detalles completamente naif para contar la trama, el director filma la película usando colores pastel, músicas edulcoradas y evocadoras, con potentes filtros de luz, todo ello nos hace ver una falsa tranquilidad en la vida de su protagonista y su entorno que antecede al horror, algo así como la calma antes de la tempestad.

Centrada en la época más difícil de todo ser humano, la adolescencia, un recurso inteligentemente usado por King para su novela y que De Palma sabe reforzar en imágenes para el film, esto es usado como gérmen de destrucción y terror, el sentir incomprensión por los demás, ser el bicho raro, el patito feo y no tener a nadie de nuestro lado que nos comprenda hace a la protagonista decantarse por un odio incontrolable hacia todo lo que le rodea, siendo quizás más víctima que verdugo a pesar de su drástica reacción final. Un dato a tener en cuenta es que Carrie comienza a tener los poderes psíquicos cuando tiene su primera menstruación, algo que ha dado pié a sin fin de teorias que van desde el feminismo a la reivindicación y el respeto de la mujer en la toma de decisiones y de su lugar en la sociedad.

mala

Destacar también la tormentosa relación entre Carrie y su madre, una religiosa y drástica mujer de ambiguos valores morales, los personajes estan a buen nivel en sus roles, igual que la dirección de De Palma que nos regala momentos míticos como la escena de las duchas femeninas, los inquietantes picados que realiza el director para mostrar a una Carrie aterrorizada, la brillante escena de la chica y su madre en la cena con un uso del plano contra plano magistral y por supuesto todo lo referente a la fiesta del baile de su tramo final, donde el director da rienda suelta a la inseguridad de la protagonista con esos travelling circulares a su alrededor, esa imagen donde se ve reflejada en un espejo que muestra su rostro deforme para seguidamente acabar estallando en mil pedazos dando comienzo su cruel venganza contra todo ser que ha osado despreciarla y burlarse de ella, en una escena sumamente violenta tanto física y psicológicamente hablando.

En resumidas cuentas un film desgarrador, lleno de inocencia interrumpida, amargura y de miedo por ser diferente y no aceptado por los demás, todo un ejercicio de estilo que aún hoy consigue estremecernos y que nos ofrece un mensaje atemporal.

Curiosidades:

En la casa de Carrie hay una figura religiosa con flechas clavadas que representa a San Sebastián, no es un crucifijo ni representa a Jesucristo, como mucha gente piensa. Para la filmación de la escena del baile entre William Katt y Sissy Spacek, los actores fueron colocados sobre una plataforma que les hacía girar en una dirección, mientras que la cámara lo hacía en sentido contrario. En rodar toda la escena de la sangre se tardó 2 semanas y fueron necesarias 35 tomas. Originalmente el film comenzaba con Carrie de niña (interpretada también por Sissy Spacek) junto a una valla; por medio de un efecto con la cámara se hacia que Spacek pareciera más pequeña. En el montaje final se eliminó dicha escena.

velas

La escena en la que vierten supuestamente sangre de cerdo sobre Carrie (Sissy Spacek), la actriz confesó al director durante el rodaje que no le habría importado si hubiera sido sangre real. Según el guión original la casa de Carrie iba a ser destruida por un granizo de piedras, pero el efecto no salía y el rodaje se alargaba, al final decidieron probar a quemarla y como les gustó, lo dejaron así. El nombre del instituto es Bates High School, una referencia al asesino Norman Bates del filme Psicosis’ ya que en la novela, el nombre del instituto es Ewen Consolidated High School. Los autores de los libros “Carrie” y “El Exorcista” habían elegido el mismo nombre para sus protagonistas: Carrigan. Así que al descubrirlo, hablaron y decidieron repartirse el nombre, Carrie por un lado y Reagan por otro.

 

La Profecia (1976):

profecia

Forma junto con ‘La Semilla del Diablo’ y El Exorcista’ la trilogía por excelencia del diablo en el séptimo arte, tres verdaderas joyas con un único fin, dar rienda suelta al mal visto desde el punto de vista satánico y con connotaciones infantiles.

En esta ocasión como ya ocurriera con el film de Polanski el mal no se suele mostrar como algo corpóreo pero si tangible, ‘La Profecia’ es una película que posee una narración escalonada,  pues comienza como un drama familiar al uso con perdida de hijo incluida para acabar siendo un film de pura maldad y terror teniendo como protagonista al mismísimo diablo encarnado por un pequeño de 4 años, interpretado magistralmente por Harvey Stephens que nos concede unas miradas que hielan la sangre, si esto fuera poco la llegada de una niñera que se convertirá en la protectora del niño parece recién salida de una secta satánica, su presencia junto con la de Damien acenturará aún mas las fuerzas del mal, el brillante guión de David Seltzer comenzará con una sucesión de fenómenos extraños que irán desde un suicidio, una accidentada visita al zoo o la terrorífica escena en la que obligan al niño a ir a la iglesia, momento donde muestra una actitud violenta conforme el coche familiar se aproxima al santo lugar, escena portentosa que se remarca aún mas con la impresionante partitura creada por el gran Jerry Goldsmith (ganadora del Oscar), inolvidable su Ave Satani.

El director Richard Donner consigue aportar una ambientación prácticamente apocalíptica con una puesta en escena sobria y una precisión perfecta. El cine es ante todo un ejercicio de auto engaño por parte de los que lo realizan hacia los espectadores y lo que estos perciben en pantalla, debemos dejarnos engañar y creer a pies juntillas lo que sucede, pues bien, el director consigue verdaderamente en dicho film que nos creamos que este pequeño es el mal reencarnado, el mal lo rodea todo como así parece percibirlo el cura cuando siente una siniestra brisa que aparece de pronto entre los árboles que son agitados con virulencia y que lo acompañará hasta su fatídico final.

niño

Quizás la escena que más se recuerde a día de hoy de esta brillante película tenga que ver con la llegada de Gregory Peck  y el fotógrafo al cementerio etrusco para buscar los restos de su verdadero hijo, una set piece para estudiar en las escuelas de cine, filmada de forma sumamente clásica y en decorados realizados en estudio crea una ambientación y posee una dirección artística deudora de la mitica Hammer, la sensación de estar en un tiempo pasado y con reminiscencias góticas es total, el contraste que realiza el director entre zonas urbanizadas durante todo el metraje y ese campo santo milenario a las afueras de Roma en un momento determinado de la historia está muy conseguido, de la luminosidad arificial y la seguridad de las calles pasamos a la luz anaranjada del atardecer en los páramos romanos bañados por inquietantes sombras caninas al acecho tras una ruinosa y envejecida verja, verdaderos Cancerberos que guardan la cruenta verdad en las mismísimas puertas del infierno.

La desesperación del padre ante los luctuosos acontecimientos que está presenciando en su entorno por culpa de su hijo adoptivo es total y le llevará a cometer un acto atroz, el film nos regala un potente y polémico final, una tragedia griega para un buen hombre que sólo buscaba la verdad y la felicidad para él y su familia y que acaba siendo un ser derrotado y atormentado, el rostro de inocencia de Damien contrasta con el de su padre fuera de sí, con una mirada casi diabólica en el altar de una iglesia insinuando que el mal esta y estará irremediablemente entre nosotros y que lo alimentaremos mediante actos que no por justos pueden llegar a ser incorrectos.

cem

El director consigue mediante sus magistrales dotes de persuación cinematográfica que lleguemos incluso a apoyar al padre a cometer tan imperdonable y horrible crímen, sin duda un final desgarrador que pone el broche de oro a tan magna obra maestra, de entre todas las analizadas posiblemente sea la más compleja a nivel emocional. Maravillosa.

Curiosidades:

Obtuvo dos nominaciones al Oscar (mejor canción y mejor banda sonora original), llevándose la estatuílla en la segunda categoría gracias al trabajo del compositor Jerry Goldsmith. El niño protagonista, interpretado por Harvey Stephens, fue nominado al Globo de Oro a mejor actor debutante. Para recrear el ataque de los babuinos, el equipo de rodaje cogió a un pequeño simio a modo de reclamo, pero no ocurrió nada, entonces cogieron al jefe de los babuinos y éstos se volvieron muy agresivos. La cara de pánico de Lee Remick no es fingida. Los rottweilers se hicieron muy populares en Estados Unidos a partir del estreno de esta película. La escena con los perros en el cementerio fue muy difícil de rodar ya que en lugar de atacar a los protagonistas se pusieron a copular entre ellos.

mue

Si nos fijamos, en todas las escenas en las que sale Damien en su cuarto, la chimenea tiene siempre fuego encendido, tal y como si su habitación fuese el mismísimo infierno. Un avión en el que viajaba Gregory Peck de EEUU a Inglaterra fue alcanzado, en medio de una tormenta, por un rayo. Ese mismo avión fue alcanzado por otro rayo tres días después, cuando en él iba otro miembro del equipo, el guionista David Seltzer. Los exteriores y parte de las escenas del interior de la casa donde vive el embajador con su mujer y su hijo son realmente la mansión Guinness, que perteneció a la mundialmente famosa familia creadora de la cerveza del mismo nombre. En el momento del rodaje, el caserón estaba abandonado. Los planos de Gregory Peck trabajando en el despacho de la embajada, están rodados realmente en la embajada de EEUU en Inglaterra.

La Noche de Halloween (1978):

hallo

Con esta película nace el serial killer moderno tal y como lo conocemos hoy día, a diferencia de otros asesinos con antecedentes trágicos, familiares y/o personales tales como Norman Bates, Ed Gein etc, Myers representa el mal personificado en estado puro, sin ningún tipo de coartada sociológica o psicoanalítica, la malignidad que le imprime Carpenter a su personaje está fuera de toda razón para el ser humano, pura maldad concentrada que sólo busca y ocasiona muerte a su paso.

Esa frialdad y falta de escrúpulos es lo que consigue que el personaje de Michael Myers destaque por encima del resto, consiguiendo un personaje practicamente sobrenatural, apoyado por un continuo sonido en off de la respiración de Myers y de los breves escorzos de la silueta del asesino agazapado en la oscuridad o escondido detrás de puertas, sábanas colgadas o matorrales, son un reflejo de lo que Carpenter quiere trasmitirnos y no es más que el psicópata controlando los espacios a su voluntad dejándonos ver que ningún lugar es seguro, ya que el mal acecha en todas partes, la película mantiene un suspense latente durante practicamente toda su primera mitad, además Carpenter como gran director de corte clásico influenciado por maestros como Ford o Hawks consigue momentos verdaderamente terroríficos, con elementos y recursos completamente cotidianos, (como coches desiertos en mitad de la calzada, pacientes de un psiquiátrico vagando entre la oscuridad, casas con poca iluminación…) su puesta en escena es sobria pero a su vez elegante, con planos muy elaborados que incluso se permiten el lujo de jugar inteligentemenete con el fuera de campo en determinados momentos.

hall

La fotografía también es un punto destacable pues dibuja perfectamente el universo creado para el film lleno de claroscuros, sombras en las calles y casas de fácil acceso, Myers es el alma del pueblo que lo vió nacer y convertirse en el monstruo que es hoy, el desdibujado de toda la ciudad algo abstracta casa perfectamente con la psique del protagonista.

La música compuesta por el propio Carpenter para la película es ya todo un clásico dentro de la historia del cine, escucharla ya nos hace estremecernos y esperar la aparición de Myers pues suele servir de preámbulo a la aparición del asesino. Las actuaciones son más carismáticas que brillantes, destacando entre todas ellas la de una joven Jaime Lee Curtis bautizada como la “reina del grito”, afortunadamente nos encontramos de nuevo con un caso en el que la sangre y casqueria gratuita brillan por su ausencia, centrada más en la construcción del monstruo y su búsqueda y en una acertada ambientación el film de Carpenter huye de efectismos baratos tan de moda en el cine actual, donde todo pasa a toda prisa y poco más, un film que prefiere sugerir a mostrar La Noche de Halloween’ es hija de su tiempo, un tiempo en que el cine de terror aún tenía un prestigio que por desgracia a ido perdiendo con los años posteriores salvo muy concretas y honrosas excepciones.

llor

Filmada con estupendo pulso, llena de homenajes cinematográficos a descubrir, con un personaje que encierra pura maldad y que se ha convertido en todo un icono del género, con un soberbio uso del tempo narrativo y una puesta en escena clásica a la vez que arriesgada La Noche de Halloween’ es un film a revisionar una y otra vez, su maravillosa BSO recubre este cuento de terror moderno como así hace presagiar sus títulos de crédito con esa calabaza que simboliza la noche en la que la maldad se abre paso a nuestro mundo para ofrecernos verdadero terror y muerte, al fin y al cabo Michael Myers no es más que un emisario de la propia muerte.

Curiosidades:

La secuencia inicial de la cámara subjetiva está inspirada en una escena de la película “Cita en St. Louis” de Vincente Minnelli. En dicha película, la secuencia reflejaba el terror de dos muchachas mientras se acercaban a la casa de un hombre. La película tuvo un presupuesto de sólo 325.000 dólares, pero consiguió recaudar 47 millones de dólares en USA, y 80 millones en todo el mundo. La escena del armario cuando Michael Myers golpea la bombilla, es una referencia a la escena final del filme “Psicosis“. Las calabazas en marzo, cuando se rodó el filme, fueron un problema debido al calor en California.

niebla

Planeta prohibido” es otro de los films que los niños a los que cuida Laurie están viendo en la tele. El equipo técnico tuvo que comprar hojas de papel y pintarlas con el color del otoño, pues el rodaje fue a principios de la primavera. Cuando se esparcían por el suelo durante el rodaje de alguna escena, para ahorrar dinero, después las recogían todas y volvían a utilizarlas. El detalle es que se puede apreciar en algunos arboles hojas verdes, y se supone que la acción ocurre a finales de octubre. La idea de hacer una película sobre un asesino que atacaba a una niñera en la casa donde estaba trabajando y, además, que fuera el 31 de octubre el día de Halloween; pertenece a Irwin Yablans, productor ejecutivo en este film.

El nombre completo del asesino es Michael Audrey Myers. La creación de la máscara que lleva Michael Myers, fue obra del director de cine Tommy Lee Wallace, quién en este film trabajó como editor y diseñador de producción. La máscara de Michael Myers es una máscara del capitán Kirk de “Star Trek“, con los ojos recortados y pintada de blanco; antes iban a usar la de un payaso. La casa abandonada que convirtieron en la de la familia Myers, había sido propiedad deuna iglesia local. El plano secuencia inicial dura 4:20 min en cámara subjetiva y se consideró uno de los más lárgos y mejor realizados de la historia. Es la película que inició del terror moderno.

 

Conclusión:

Llegamos al final de esta segunda entrega de Mis Terrores Favoritos centrada en la década de los 70 en la que he analizado y seleccionado las que para mí son cinco películas imprescindibles de dicha década tanto por su calidad como por su repercusión y por lo que pudieron aportar de algún modo en el género, además de un breve repaso por la década recordando otras tantas películas que son sumamente recomendables para el aficionado al género.

ojos

‘El Misterio de Salem´s Lot’ dirigida por Tobe Hooper (1979)

Sin más espero que os haya resultado interesante y os espero en la tercera entrega centrada ya en los años 80, década muy querida por todos que si bien bajó ligeramente el nivel en cuanto a calidad se encumbró creando personajes míticos y películas de culto que todo buen aficionado lleva guardadas en su corazoncito, una década que se recurda más por pura nostalgia (que no es poco) que por verdadera calidad aunque haya alguna que otra obra maestra como ya se comentará, hasta entonces un cordial saludo.