En los años 50, una familia japonesa se traslada al campo. Las dos hijas, Satsuki y Mei, entablan amistad con Totoro, un espíritu del bosque. El padre es un profesor universitario que estimula la imaginación de sus hijas relatándoles fábulas e historias mágicas sobre duendes, fantasmas y espíritus protectores de los hogares, mientras la madre se encuentra enferma en el hospital

Hay que aplaudir la feliz idea de reestrenar, con motivo de su 30 aniversario, uno de los primeros éxitos internacionales de Studio Ghibli, que sigue siendo absolutamente recomendable para los niños de hoy. El título más emblemático de estos reputados estudios japoneses contiene las señas de identidad que han dado proyección mundial a sus producciones. La fantasía y la ternura se aúnan en este film realizado con la animación tradicional que ha caracterizado a esta factoría, aquí con trazos cercanos a los de series tan conocidas como ‘Heidi’ y ‘Marco, de los Apeninos a los Andes’.

Satsuki y Mei se mudan con su padre a una casa rural, mientras que su madre permanece ingresada en el hospital. En los frondosos alrededores, las niñas descubrirán a un ser mágico, ‘Totoro’, una especie de guardián del bosque con increíbles poderes al que secundan otras criaturas especiales; juntos vivirán peripecias extraordinarias.

El perfil de las jovencísimas protagonistas constituye una baza esencial por la ingenuidad que presentan y la comicidad que acompañan sus correrías. Las figuras adultas ponen unos contrapuntos de equilibrio, conocimiento y serenidad que aportan lecturas didácticas. En ese ámbito destacan particularmente los mensajes dedicados al amor a la naturaleza, representados básicamente por las visitas a un alcanforero milenario, cuyas raíces y ramas conforman un universo fascinante.
El guión proporciona un relato aparentemente sencillo, con diálogos extraordinariamente simples, pero al mismo tiempo lleno de valores y hechizante si se piensa en sus principales destinatarios. Desde esos parámetros es capaz de introducir los elementos fantásticos con naturalidad y proponer un juego aleccionador de cariz onírico.
Tres décadas después, continúa gozando del encanto que le valió tanta popularidad. No se resiente de la ausencia de efectos infográficos y los cálidos colores de las imágenes, a los que se suma la melódica banda sonora de Joe Hisaishi, completan este referente cinematográfico, obra del maestro Hayao Miyazaki, que debe seguir disfrutándose en familia y que marcó la senda de las premiadas películas posteriores, dignas de recuperar igualmente: ‘La princesa Mononoke’, ‘El viaje de Chihiro’, ‘El castillo ambulante’, ‘El recuerdo de Marnie’, etc.
Crítica de Eduardo Casanova

 

My Neighbor Totoro (1988)
My Neighbor Totoro poster Valoración: 8.2/10 (230,185 votes)
Director: Hayao Miyazaki
Guión: Hayao Miyazaki
Actores: Noriko Hidaka, Chika Sakamoto, Shigesato Itoi, Sumi Shimamoto
Duración: 86 min
Calificación: G
Género: Animation, Family, Fantasy
Estreno: 13 Jul 1990
Sinopsis: When two girls move to the country to be near their ailing mother, they have adventures with the wondrous forest spirits who live nearby.
Calificación: