Paco es un cuarentón soltero empedernido que, en la plenitud de su vida, consigue su sueño infantil: trabajar desde casa y en pijama. Pero cuando creía haber encontrado el summum de la felicidad, irrumpe en su vida Jilguero, la chica de la que se enamora y que tendrá que luchar por permanecer al lado de un hombre cuyo máximo objetivo vital es quedarse en casa en pijama… Adaptación del cómic homónimo de Paco Roca.

Ni la historia tiene demasiado interés, ni las imágenes resultan especialmente atractivas en este largometraje de animación cuyo mayor mérito pasa por ser una de las pocas producciones nacionales del género realizadas en 2018. El film, dirigido a un público adulto, se contagia en exceso de la apatía de su protagonista.

Paco es un soltero empedernido que ha conseguido hacer realidad su sueño de toda la vida: trabajar en pijama sin moverse de casa. Además, observa a distancia los problemas de pareja, sintiéndose a salvo de las incidencias que le cuentan sus amigos. No obstante, eso da un vuelco cuando se enamora de una periodista deportiva y comienza a salir con ella.

El relato se construye sobre una retahíla de estereotipos y los vaivenes a los cuales se ven sometidos los personajes son muy previsibles desde los primeros compases. La narración se desarrolla con desgana, centrada en las tribulaciones de este joven a quien le cuesta madurar. Ello se complementa con el retrato de las diferentes situaciones que representan sus colegas, dejando claro que ninguna garantiza la felicidad absoluta.

Los sencillos trazos y colores de los dibujos, sin dudar de su fidelidad a la exitosa novela gráfica en que se basa la película, no seducen en la transposición a la gran pantalla, más si tenemos en cuenta los niveles alcanzados hoy en día en estos terrenos.

Quienes tomen la referencia de ‘Arrugas’ (2011), con la que comparte la autoría del reputado Paco Roca, pueden llevarse una decepción, dado que aquella transmitía calidez, tristeza y ternura; mientras ésta, en clave de comedia, únicamente consigue provocar puntualmente alguna sonrisa.

La idea de escoger a actores de renombre para el doblaje no siempre funciona. Este es uno de esos casos: pese al innegable esfuerzo de Raúl Arévalo se percibe la falta de familiaridad en esta tarea, lo mismo ocurre con otros intérpretes que han aportado sus voces. Por el contrario, mucho mejor parada sale María Castro que le confiere energía y soltura a su papel.
Entre los apartados que cumplen perfectamente su función, se debe apuntar la banda sonora de Love of Lesbian, cuyos agradecidos acordes contribuyen a insuflar cierto dinamismo a determinadas secuencias.
Crítica de Eduardo Casanova

 

Un hombre en pijama (2017)
Un hombre en pijama poster Valoración: N/A/10 (N/A votes)
Director: Paco Roca
Guión: Paco Roca
Actores: Raúl Arévalo
Duración: N/A
Calificación: N/A
Género: Animation
Estreno: N/A
Sinopsis: N/A
Calificación: