Lazzaro, un joven campesino de excepcional bondad, vive en La Inviolata, una aldea que ha permanecido alejada del mundo y es controlada por la marquesa Alfonsina de Luna. Allí, la vida de los campesinos no ha cambiado nunca; son explotados, y ellos, a su vez, abusan de la bondad de Lazzaro. Un verano, se hace amigo de Tancredi, el hijo de la Marquesa. Entre ellos surge una amistad tan preciosa que hará viajar a Lazzaro a través del tiempo y le llevará a conocer el mundo moderno.

Galardonada en varios festivales y aplaudida unánimemente por la crítica, esta producción italiana ha de entenderse como una ácida fábula de valiosos contenidos. No obstante, la fórmula empleada conjuga cine social con toques surrealistas y ciertos aspectos indudablemente herederos del neorrealismo tardío, lo que hace de ella un estreno dirigido al público particularmente cinéfilo.

La Inviolata es una aldea situada en mitad de las montañas, aislada del resto de la civilización y habitada por una pequeña comunidad de campesinos. Están al servicio de la marquesa propietaria de aquellas tierras, en un régimen de esclavitud propio de la época feudal, ignorando que a finales del siglo XX las cosas son muy diferentes fuera de allí. Lazzaro es quien más se esfuerza en obedecer a los demás sin esperar nada a cambio, pero un buen día su mundo cambia repentinamente.

El film se extiende demasiado en los preámbulos para presentar al protagonista y contextualizarlo en un relato estructurado en dos partes. Hábilmente, desde el contraste de los distintos entornos en los cuales se desarrolla, lanza un mensaje corrosivo sobre la naturaleza humana que disipa las aparentes diferencias entre ambos escenarios. Lo logra valiéndose de los artificios precisos, sin magnificarlos y con un resultado elocuente.
Todo fluye con la pasmosa naturalidad con que percibe la realidad este joven, ingenuo y servicial, a pesar de las licencias que se toma el guion al introducir pequeñas notas fantásticas. Al margen de ello, se perciben ligeros altibajos en el ritmo narrativo y momentos verdaderamente desangelados.
La resolución supone la bofetada final que le da su directora, Alice Rohrwacher, a esa sociedad que se mueve en masa y por impulsos de manera irreflexiva, poniendo un broche acertado a tan singular y curiosa parábola cinematográfica, difícil de recomendar abiertamente.
Buena parte del reparto, emulando a Pasolini en la línea apuntada, lo conforman actores debutantes y no profesionales, que rinden adecuadamente en papeles sin exigenciasespeciales, como los que asumen Adriano Tardiolo y Luka Chikovani. Completan el elenco otros intérpretes de mayor oficio: el español Sergi López, Nicoletta Braschi (‘La vida es bella’) y Alba Rohrwacher, hermana de la realizadora.
Critica de Eduardo Casanova

Happy as Lazzaro (2018)
Happy as Lazzaro poster Valoración: 7.6/10 (1,876 votes)
Director: Alice Rohrwacher
Guión: Alice Rohrwacher
Actores: Adriano Tardiolo, Agnese Graziani, Luca Chikovani, Alba Rohrwacher
Duración: 125 min
Calificación: N/A
Género: Drama
Estreno: 30 Nov 2018
Sinopsis: This is the tale of a meeting between Lazzaro, a young peasant so good that he is often mistaken for simple-minded, and Tancredi, a young nobleman cursed by his imagination. Life in their ...
Calificación: