Para mantener durante el resto del año la tasa de criminalidad por debajo del 1%, los Nuevos Padres Fundadores de América ponen a prueba una teoría sociológica que da rienda suelta a todo tipo de agresiones durante una noche en una comunidad aislada. Pero cuando la violencia de los opresores se encuentra con la ira de los marginados, el vandalismo explota más allá de esas fronteras “experimentales” para extenderse por todo el país. Detrás de cada tradición hay una revolución. Descubre cómo toda una nación entera abrazó una brutal celebración anual: 12 horas de impunidad criminal. Bienvenidos a un movimiento que comenzó como un simple experimento

La cuarta entrega de esta siniestra y violenta saga cuenta con el aliciente de presentarse como una precuela que explica los orígenes de la llamada “purga”. El resultado queda muy alejado de las asfixiantes sensaciones que nos dejó la notable y sorprendente ‘The Purgue: La noche de las bestias’ (2013). Lo mejor que puede decirse del nuevo film es que compone una intriga intensa en líneas generales, que diversifica los focos de atención pese a alejarse parcialmente de su esencia original.

Staten Island es el distrito neoyorquino elegido por los recién elegidos gobernantes de Estados Unidos, los Nuevos Padres Fundadores de América, para poner a prueba un experimento letal con la dudosa finalidad de acotar y reducir la criminalidad: cualquier delito que se cometa allí durante 12 horas gozará de impunidad. Antes de comenzar, los organizadores estimulan económicamente la participación, pensando que en una zona de personas humildes el éxito está asegurado; aunque no todo saldrá según lo previsto.

Ahora reduce el número de protagonistas y los vincula por lazos afectivos, situándolos en diferentes lugares donde la tensión va creciendo, si bien aquí las amenazas tienen un cariz menos tenebroso que en anteriores ocasiones, desdibujando sensiblemente uno de los sellos de identidad de la serie (el cartel es engañoso). Por otro lado, potencia las secuencias de acción con más enfrentamientos armados.

Sin perder la agilidad narrativa, la trama se resiente cuando se centra en los promotores de tan macabro proyecto y destapa la baza que ocultan. Lejos de espolear la historia, la lleva a terrenos mediocres y artificiosos, tornándose bastante previsible.

El reparto lo integran caras poco conocidas que fundamentalmente han participado en series televisivas, como Y’lan Noel, Lex Scott Davis y Joivan Wade, quienes resuelven sus interpretaciones de forma rutinaria. Por su parte, Marisa Tomei asume un rol secundario de escasa exigencia y desarrollo limitado.

Si se han visto los tres títulos ya estrenados, su visionado es casi obligatorio, pero tampoco es necesario conocerlos para entender perfectamente esta película, ya que los hechos que narra les preceden en orden cronológico.

Crítica de Eduardo Casanova de Cope Valencia

The First Purge (2018)
The First Purge poster Valoración: 5.3/10 (12,751 votes)
Director: Gerard McMurray
Guión: James DeMonaco
Actores: Y'lan Noel, Lex Scott Davis, Joivan Wade, Mugga
Duración: 98 min
Calificación: R
Género: Action, Horror, Sci-Fi
Estreno: 04 Jul 2018
Sinopsis: America's third political party, the New Founding Fathers of America, comes to power and conducts an experiment: no laws for 12 hours on Staten Island. No one has to stay on the island, but $5,000 is given anyone who does.
Calificación: