irene1

El comandante Camille Verhoeven vive la vida perfecta: está casado con la maravillosa Irène, con la que espera su primer hijo. Pero su felicidad se resquebraja tras un asesinato inusualmente salvaje. Desde que la noticia se hace pública, la prensa lo acecha y cada uno de sus movimientos se convierte en noticia de portada.

Verhoeven descubre que el asesino ha matado antes. Cada uno de sus crímenes parece rendir homenaje a una novela negra clásica, por lo que los periodistas se apresuran a darle un sobrenombre: «El Novelista». Quienes pueden ayudar a encontrarlo se suman a la lista de sospechosos: un librero y un profesor universitario expertos en novela negra. La investigación se convierte así en un duelo intelectual, y en una aterradora carrera contra el reloj.

 

A lo tonto, a lo tonto, casi que voy a aprovechar mi presencia en ésta web para realizar mi pequeño diario de lecturas, ya que me ha dado por ir contando los libros que voy leyendo conforme los voy terminando.

Precisamente el autor del último libro que reseñé, Ramón Palomar, tiene la culpa de que me haya lanzado a leer éste Irène ya que hablaba maravillas en su programa de radio de Pierre Lemaitre tras su visita a la pasada Valencia Negra, tanto como persona como en la faceta de escritor. Así que al comprobar que tenía una serie protagonizada por un mismo personaje, el comandante de la Brigada Criminal parisina Camille Verheoven, decidí lanzarme a la lectura desde la primera entrega: Irêne.

Sólo hay un  problema en el libro: el título elegido por el editor/traductor. Si en original se llama Travail soigné que vendría a ser Trabajo Limpio ¿por qué lo llaman Irène? Y más todavía cuando hay un personaje que se llama así en la novela. Lo que estás esperando cada vez que a parece es ver en qué momento le ocurre algo desagradable. Así que un tirón de orejas muy grande, hasta las rodillas lo menos…

Superado ése pequeño obstáculo sólo puedo deshacerme en elogios sobre la novela. La cosa inicia con un desagradable asesinato de dos prostitutas que se ha desarrollado representando a la perfección un crimen descrito en un libro de novela negra. No voy a dar detalles, leed, leed vosotros el libro… Y a partir de ahí la cosa va avanzando poco a poco añadiendo más asesinatos basados en libros, lo que hace que la prensa bautice al asesino en serie como El Novelista. Para los más leídos que quieran dejar volar su imaginación dos de ésos crímenes están sacados de La Dalia Negra y American Pshycho, por poner un par de ejemplos. Y seguimos junto a Camille y su equipo de investigación indagando en asesinatos presentes y pasados para tratar de localizar al asesino. Peeeeeero… De repente comienza la segunda parte del libro, la mandíbula se te cae al suelo, todo lo que has leído hasta ése momento se trastoca hasta el punto de hacerte cambiar el perfil mental que te has montado de muchos de sus personajes, el corazón te da un vuelco, te cagas en el autor y toda su familia y no puedes dejar el libro hasta su increíble y aterradoramente maravilloso final.

A pesar de lo cruel y depravado de los actos del asesino, no podemos culpar a Lemaitre de éstos, ya que realmente tenemos lo que típicamente se consideraría una carta de amor al género al haberlos tomado prestados de otras obras de género negro. Pero la manera de describirlos, aparte de otras cosillas añadidas de cosecha propia del francés, os aseguro que en más de una ocasión me he quedado con mal cuerpo durante la lectura.

Es difícil reseñar sin destripar detalles, pero en ésta ocasión merece la pena no revelar nada. Sólo un ligero apunte, el personaje de Camille apenas llega al metro y medio de altura por una hipertrofia fetal de la cual culpa al exceso de tabaquismo que le provocó la muerte por cáncer a su madre. Y odio profundamente a Raf (bueno, en verdad lo adoro) porque al pensar en un detective bajito en mi mente Camille tiene el caricaturesco aspecto de Mirlowe

irene2

En serio… Debéis de leer éste libro.

Y ahora, por si alguien tiene curiosidad, para no empacharse de un mismo autor saltaremos a Jazz para el asesino del hacha de Ray Celestin. Nos vemos cuando lo termine.