Fargo 3ª Temporada (TV Serie F.X.-MGM)

Los hermanos Stussy, Emmit y Ray. El primero es conocido como “el Rey de los Parkings de Minnesota”, un hombre de familia exitoso que se ve a sí mismo como un ejemplo para su comunidad. Por su parte, Ray es un oficial de libertad condicional, barrigudo y medio calvo, que culpa a Emmit de todos sus problemas. Su rivalidad desencadenará una serie de acontecimientos que tendrán a unos peligrosos mafiosos como protagonistas.

Cada episodio comienza con las palabras que aparecen en pantalla “Esta es una historia real. Los eventos descritos en esta película tuvieron lugar en Minnesota en 2006 (o 1979/2010 dependiendo de en qué año estemos). A petición de los supervivientes, los nombres han sido cambiados por respeto a los muertos, el resto es lo que ocurrió “. Este es un guiño a la  película de origen 1996 de los hermanos Coen Fargo que comenzaba también afirmando que sus eventos se basan en una historia real. Sin embargo, ni la película ni la serie de televisión se basan en hechos reales. Es solo una invención de sus guionistas.

El creador de la serie Noah Hawley se encarga de dirigir esta tercera temporada como lo hizo con las dos primeras, junto a John Cameron y Noah Uppendahl, esta temporada como las otras dos cuenta una historia totalmente independiente.

La serie cuenta con 10 episodios de 1 hora de duración y está protagonizada por Ewan McGregor haciendo doble papel de los  dos hermanos, tres personajes femeninos absolutamente carismáticos como son Carrie Coon interpretando a Gloria Burgle una policía,  una delincuente de armas tomar que es Mary Elizabeth Winstead que aparte de estar guapísima, esta que se sale. Y la agente López otra policía majisima interpretada por Olivia Sandoval.

En cambio los malos han optado por unos personajes poco creíbles y bastante exagerados interpretados por David Thewlis un tío bastante repelente con una dentadura asquerosa, la cual se recrea continuamente en primeros planos. Un asiático (Andy Yu) con mucha chulería que se pasa el dia con unos auriculares escuchando música como si no se enterara de nada, y un ruso de pocas palabras.

No se le puede negar la calidad a esta serie, los dos primeros episodios son absolutamente fabulosos y aunque decae el ritmo en algún momento no pierdes el interés y la curiosidad de lo que va a ocurrir. Una serie sensacional, muy recomendable para los amantes del cine negro.

 

 

Calificación: