Enganchados a la muerte (2017 Flatliners. Niels Arden Oplev)

Cinco estudiantes de medicina, con la esperanza de sabersi hay algo después de la muerte, emprenden un atrevido y peligroso experimento. A base de detener su corazón durante unos minutos, cada uno de ellos sufre una experiencia cercana a la muerte clínica. A medida que la investigación se vuelve cada vez más peligrosa, se verán obligados a afrontar los pecados de su pasado…

Después de 27 años nos llega el remake de la película de Joel Schumacher “Línea Mortal” donde aparecían unos jovencísimos Kiefer Sutherland, Julia Roberts, Kevin Bacon, Oliver Platt y William Baldwin.

Más o menos la historia es la misma, cambiando un poco el sentido de alguna trama y actualizando la historia a nuestra época.

Con un presupuesto relativamente bajo (20 millones) ha sido el danés Niels Arden Oplev (Saga Millenium) el encargado de dirigir con bastante talento y credibilidad esta historia, eso si el ambiente gótico que le daba un ambiente fantasmal a la película antigua se echa en falta, cambiado todo por la modernidad de nuestro tiempo con una fotografía de Eric Kress (Venganza 3, Borgen) más fría y azulada.

Posiblemente el fallo de la película reside en que el carisma de los actores de la peli de 1990 es difícil de superar por los de la versión actual. Ellen Page, Diego Luna, James Norton y la guapísima Nina Dobrev hacen lo que pueden con sus personajes para no quedar superficiales. Kiefer Sutherland es el único actor de la peli original que aparece en un papel de médico.

Hay buenas escenas de terror, pero el miedo es sustituido por sustos innecesarios típicos de las películas para adolescentes que se producen hoy en dia. No puedo decir que es un mal remake es más creo que hay un buen trabajo detrás de la cámara en este melodrama de horror tan inquietante como la versión anterior. Sony la estrena el 3 de Noviembre.

Calificación: