Explora la historia real sobre cómo Dick Cheney (Christian Bale), un callado burócrata de Washington, acabó convirtiéndose en el hombre más poderoso del mundo como vicepresidente de los Estados Unidos durante el mandato de George W. Bush (Sam Rockwell), con consecuencias en su país y el resto del mundo que aún se dejan sentir hoy en día

Aplicando los patrones habituales del cine político americano, este film consigue escenificar una parodia a gran escala partiendo del biopic de uno de esos personajes que mueven los hilos del poder en la sombra. Es difícil catalogar a una película tan singular y brillante, que tendrá especial calado entre el público estadounidense. En cualquier caso, sus 132 minutos de metraje quedan justificados con un relato absorbente que destapa con sutileza trapos sucios de la legislatura de Georges W. Bush, aportando información y datos muy sustanciosos.

La figura de Dick Cheney sirve de hilo conductor a esta intriga intensa. Su presentación como un joven díscolo, aficionado a la bebida y a los excesos ya es una declaración de intenciones del director y guionista Adam McKay (‘La gran apuesta’). A continuación, recurriendo a los flashbacks con habilidad y sentido nos cuenta su ascenso vertiginoso dentro del entramado de cargos de la Casa Blanca hasta convertirse en vicepresidente y acaparar unas atribuciones que le convirtieron de facto en el hombre más poderoso del país.

El realizador se permite incorporar originales recursos de distinta índole, la mayoría a modo de broma que, aunque puedan considerarse frivolidades delirantes, casi siempre aportan un toque de frescura y espolean la atención hacia lo que está contando.
Un tono de denuncia sarcástica recorre la cinta, sin renunciar a buscar la fidelidad en la recreación de los hechos que narra, y en el intento de equilibrar ambas facetas igual se aproxima al cariz de un documental de Michael Moore en clave de ficción, que puede recordar a títulos como ‘Todos los hombres del presidente’, ‘El candidato’ o ‘Los idus de marzo’.
No debe pasar desapercibido el encomiable diseño de producción, cuya contribución es determinante a la hora situarnos en las distintas épocas en que transcurre la acción, a lo cual se une a la excelente factura del resto de apartados técnicos.
Christian Bale se transforma nuevamente y al margen de las exigencias físicas a las que se ha visto sometido, completa una convincente interpretación, perfectamente secundado por Amy Adams y Steve Carell. No menos acertadas resultan las irónicas intervenciones de Sam Rockwell y Jesse Plemons, y sorprenden los cameos de Naomi Watts y Alfred Molina.
Antes de que finalicen los créditos hay una desternillante propina.
Crítica de Eduardo casanova

 

Vice (2018)
Vice poster Valoración: 7.0/10 (2,440 votes)
Director: Adam McKay
Guión: Adam McKay
Actores: Christian Bale, Amy Adams, Steve Carell, Sam Rockwell
Duración: 132 min
Calificación: N/A
Género: Biography, Comedy, Drama, History
Estreno: 25 Dec 2018
Sinopsis: The story of Dick Cheney, an unassuming bureaucratic Washington insider, who quietly wielded immense power as Vice President to George W. Bush, reshaping the country and the globe in ways that we still feel today.
Calificación: