Ben Burns (Hedges) regresa a casa en la víspera de navidad. La madre de Ben, Holly Burns (Roberts), le da la bienvenida, pero rápidamente se da cuenta de que está sufriendo. Durante unas 24 horas que pueden cambiar sus vidas, Holly hará todo lo posible para evitar que la familia se derrumbe.

Desgarrador y conmovedor resulta este drama maternofilial que muestra sin reparos, pero con tacto, la dimensión más desagradable de lo que supone tener un hijo drogadicto, aun cuando, como aquí ocurre, esté en fase de rehabilitación. La soltura de la narración, el conocimiento del delicado tema que aborda y dos actuaciones sobresalientes hacen soportable y recomendable esta película pese a su dureza.

Ben logra el permiso de la clínica donde se encuentra internado para pasar la Nochebuena con los suyos. La familia no le esperaba y la sorpresa parece quebrar la armonía que reina en casa. Solo su madre reacciona con alegría, desconociendo el largo día que tiene por delante: 24 horas durante las que intentará evitar la recaída del adolescente en los malos hábitos que le arrastraron a un auténtico infierno.

El film, de forma inteligente, ahorra en imágenes impactantes, sin embargo, a través de los diálogos y recuerdos que puntualmente van surgiendo acerca del terrible pasado del chico alcanza a transmitir una crudeza que pone los pelos de punta. Además, ofrece la triste realidad de las víctimas colaterales de quienes a temprana edad se han convertido en yonquis de difícil reversión. Tales circunstancias se plasman mediante secuencias que huyendo de artificios y de lo intencionadamente escabroso consigue sobrecoger por completo.

En un momento dado la historia toma el cariz de una road movie urbana, cuya asfixiante intriga crece paulatinamente en sensaciones inquietantes, hasta abocarnos a un desenlace un tanto cortante pero contundente y que deja al espectador clavado en la butaca.

Julia Roberts vuelve a la gran pantalla con esta producción, aparentemente modesta en cuanto a medios se refiere y nos brinda una de las mejores interpretaciones de su dilatada carrera. Se mete de lleno en un tour de forcé que resuelve magistralmente. No le va a la zaga Lucas Hedges, dándole justa réplica y demostrando nuevamente ser uno de los actores destacados de su generación, después de participar en ‘Manchester frente al mar’ y ‘Tres anuncios en las fueras’. Ahora, dirigido por su padre (Peter Hedges), borda el papel del joven problemático al que encarna, seguramente tras haberse documentado debidamente sobre casos similares. El elenco se completa con Courtney B. Vance y Kathryn Newton, que cumplen con creces en roles secundarios.

Crítica de Eduardo Casanova

 

Ben Is Back (2018)
Ben Is Back poster Valoración: 6.8/10 (288 votes)
Director: Peter Hedges
Guión: Peter Hedges
Actores: Julia Roberts, Lucas Hedges, Courtney B. Vance, Kathryn Newton
Duración: 103 min
Calificación: N/A
Género: Drama
Estreno: 07 Dec 2018
Sinopsis: Follows the charming yet troubled Ben Burns (Hedges), who returns home to his unsuspecting family one fateful Christmas Eve. Ben's wary mother Holly Burns (Roberts) welcomes her beloved ...
Calificación: