El Gran Showman (2017 The Greatest Showman. Michael Gracey)

Libre adaptación de la vida de Phineas Taylor Barnum (1810-1891), un empresario circense estadounidense que fundó el “Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus”, conocido como “el mayor espectáculo en la tierra”.

Hijo de un sastre y huérfano a temprana edad, sin un centavo pero con una mente llena de imaginación Phineas Taylor Barnum siempre será recordado como el hombre con el don de desdibujar sin esfuerzo la línea entre la realidad y la ficción. Sediento de innovación y ávido de éxito, conseguira abrir un museo de animales disecados, pero pronto cambiará su enfoque presentando actos en vivo extraordinarios y nunca vistos en el escenario del recien llamado “circo”.

Un musical como los de antes y un espectaculo visual maravilloso que ha costado unos 85 millones de dólares en el que Hugh Jackman nos demuestra otra vez sus grandes dotes de showman como lo hizo en “Los Miserables”, bailando, cantando y derrochando carisma como nos tiene acostumbrados en todas las películas en las que aparece.

Un estupendo debut del director Michael Gracey, James Mangold que figura de productor estuvo echando un cable dado la magnitud del proyecto. Zack Efron es el segundo de abordo y su quinto musical después de “Hairspray” y “High School Musical”.

Los tres papeles femeninos están muy bien elegidos se barajaron nombres como Anne Hathaway, Carey Mulligan, Ellen Page, pero al final recayeron sobre Michelle Williams como la esposa de P.T. Barnum, Zendaya (Spiderman Homecoming) como la trapecista y la gran Rebecca Ferguson que aunque estudió música y se preparó el papel fue doblada al final por la cantante Loren Allred, que consigue con la maravillosa canción “Never Enough” ponerte los pelos de punta.

Una puesta en escena y una fotografía de Seamus McGarvey (Vida, Expiación) que ayudados por la musica de John Debney y las canciones de Benj Pasek, Justin Paul y Joseph Trapanese ganadores el oscar por La la Land hacen un espectaculo musical increible y una visión obligada para los amantes de este género, que al igual que hizo “Moulin Rouge” te atrapa y se seduce y donde no te cuestionas la credibilidad de la historia que te están contando dejandote llevar por las canciones de los números musicales.

 

 

 

Calificación: