Marcos (Darín) y Ana (Morán) llevan casados más de 25 años, pero ambos entran en una crisis existencial que los lleva a separarse. Al principio la vida de solteros les parece fascinante y excitante, pero pronto se torna también monótona para ella y pesadillesca para él

Hacer de un drama cotidiano una divertida comedia romántica, con acertados contrapuntos agridulces, permiten recomendar abiertamente esta producción argentina que asegura evasión de calidad, aun a costa de verse reflejado en muchos casos. El film aborda la crisis matrimonial desde una perspectiva actual pero impregnando cada situación con un sentido del humor que fluye de manera espontánea, sin romper con la naturalidad que transmite la puesta en escena, lo cual contribuye a acercarnos a sus protagonistas, aligerando el exceso de metraje (136 minutos).

Coincidiendo con sus 25 años de matrimonio, Ana y Marcos deben asumir con resignación que su hijo se ha marchado a España a continuar los estudios. En ese momento, lejos de aprovechar la intimidad de la que gozan ahora, empiezan a aflorar las dudas sobre la pervivencia del amor que les llevó a enamorarse y a seguir juntos tanto tiempo, hasta el punto de plantearse la separación.

El encanto con que presenta a los personajes, de la mano de unos espléndidos diálogos, constituye de inicio un elemento clave para entrar de lleno en la película. El hecho de que sean tan reconocibles las circunstancias por las que atraviesan suma a la hora de centrar los argumentos.
Partiendo de esa prometedora introducción, la historia se desarrolla con una fluidez admirable y solo puntualmente estira la intervención de algunos secundarios de los que se sirve para mostrar las distintas caras de una relación de pareja revistiéndolas de comicidad. El guionista y también director Juan Vera sabe perfectamente de lo que habla y no desaprovecha la ocasión de ironizar en torno a los cambios que han introducido las aplicaciones vinculadas a las tecnologías cuando se trata de buscar nuevas oportunidades.
Aunque en ciertos aspectos el relato pueda antojarse previsible, compensa sobradamente su recorrido y las sensaciones y mensajes que deja por el camino, siempre apostando por una sonrisa cuanto menos.
El resultado no sería el mismo sin dos actores en estado de gracia que se compenetran a la perfección: Ricardo Darín y Mercedes Morán consiguen la química adecuada, conduciendo a buen puerto este estreno que inauguró con carcajadas el pasado Festival de San Sebastián.
Crítica de Eduardo Casanova

 

An Unexpected Love (2018)
An Unexpected Love poster Valoración: 7.0/10 (363 votes)
Director: Juan Vera
Guión: Daniel Cúparo, Juan Vera
Actores: Ricardo Darín, Mercedes Morán, Claudia Fontán, Luis Rubio
Duración: 136 min
Calificación: N/A
Género: Comedy, Romance
Estreno: 02 Aug 2018
Sinopsis: The story focuses on a couple who, after 25 years of marriage, is going through a crisis. It drives them to separation and prompts them to question themselves about love, desire and the passing of time.
Calificación: