Dos padres por desigual (2017 Daddy’s Home 2. Sean Anders)

Dusty (Mark Wahlberg) y Brad (Will Ferrell) se han unido para ofrecerle a sus hijos la Navidad perfecta. Este nuevo equipo se pone a prueba cuando el papá gruñón de Dusty (Mel Gibson) y el papá ultra cariñoso y tierno de Brad (John Lithgow) llegan para convertir a las vacaciones decembrinas en un completo caos.

Secuela de “Padres por desigual” del año 2015 que con un presupuesto de 50 millones de dólares  consiguió recaudar más de 250, para esta segunda parte la cosa ha subido a 70 millones contratando claro está a Mel Gibson y a John Lithgow que interpretan a unos abuelos muy pintorescos.

Repite todo el equipo de la primera incluido el director Sean Anders para aprovechar el tirón de la navidad y estrenar esta película en fechas tan señaladas.

Siendo la primera bastante mala, la segunda no podía ser mejor, así que se limita a los mismo chistes bobos, situaciones predecibles, a veces bochornosas y poco creíbles de unos padres irritantes. El penoso guión de Anders y John Morris te plantea cómo se pueden involucrar actores con mucho talento en productos como este si no es por el vil metal.

Una payasada navideña con moralina final incluida para conseguir dar buen rollete que si no eres muy exigente igual hasta te puede gustar.

Calificación: