Más a veces no es mejor

La esperada secuela de la fresca Deadpool (Tim Miller, 2016) ya ha llegado a la gran pantalla y cómo se puede comprobar en su visionado a veces el dicho de más cantidad no equivale a mejor en cuanto al resultado final de un film, pudiendo caer este en lo excesivo y en lo repetitivo, algo que le ocurre a esta secuela en varios de sus aspectos.

Deadpool 2 adolece de varios de los problemas de las franquicias del cine comercial contemporáneo. El primero de ellos es su duración-su primera media hora supone un verdadero lastre- y su estiramiento en cuanto a los gags-que los hay muy ingeniosos por cierto-, problemas que a mi parecer sufría también la última entrega de los Vengadores (Avengers: Infinity War, Anthony & Joe Russo, 2018), aunque en esta ocasión se acentúa de demasía con una sobredosis de humor que acaba hasta perdiendo efecto a la hora de manejar el espacio entre sus gags.  Otro de los problemas es su trama, aquí demasiado insulsa e incluso consiguiendo introducir a un adolescente (otra película que lo hace) al que Deadpool debe tutelar y proteger. Una trama totalmente de relleno que sirve como vehículo para que el personaje interpretado por Ryan Reynolds cumpla diferentes objetivos reuniendo con un equipo de mutantes, entre ellos un como siempre notable Josh Brolin que hace casi una parodia del mítico Terminator, incluso se representan momentos similares a los vistos en la franquicia creada por James Cameron.

Menos aún ayuda un CGI demasiado presente y en algunos momentos tan cantoso-véase la persecución en la ciudad o el salto en paracaídas- que uno se pregunta si está realizado con tanta cutrez a posta como ironía o realmente una superproducción de más de 100 millones de dólares no cuida cada secuencia con el mismo detalle, es decir una dejadez visual donde encontramos momentos visuales muy irregulares.

Tampoco hay que pasar por alto la equivocada decisión de despedir a Tim Miller-que hizo un trabajo visual más compacto en la primera entrega- y contratar a David Leitch, director de la nada despreciable Atómica (Atomic Blonde, 2017) y de parte de la primera entrega de John Wick (Chad Stahelski, David Leitch, 2015). Un realizador especializado en rodar coreografías de acción que aquí resultan demasiado troceadas debido a un montaje demasiado veloz y que alterna usando una desmesurada cámara lenta, es decir todo lo contrario en lo visto en Atómica donde la acción estaba mucho mejor filmada y montada. También hay que añadir a su favor que en el tramo final de la película Leitch construye muy bien la acción mediante un montaje en paralelo plasmando la acción de diferentes personajes bajo distintos enemigos aguantando la duración de sus planos más de lo visto previamente

A pesar de dichos los motivos antes expuestos Deadpool 2 no me parece una mala película pero su resultado queda bastante por debajo de la propuesta de su primera entrega. Asimismo hay que reconocer que el “efecto sorpresa” ya era casi imposible de superar pero lo que hace a este film más irregular es su excesividad humorística-apenas hay tiempo de reposar muchos de sus gags, que repito algunos son muy buenos: véase el de Un Gran Amor (Say Anything…, Cameron Crowe, 1989) las referencias a Logan (James Mandgold, 2017) y sus títulos de postcréditos -, su argumento y tampoco es que sus escenas de acción sean memorables donde destacaría su parte final en una película que dura casi dos horas de duración. No obstante Deadpool 2 supone un buen divertimento, donde una vez pasada su primera media hora y aparece Josh Brolin la maquinaria coge ritmo y la película adquiere cierto interés  y en ningún momento dejará de divertir a los fans de la primera parte.

Critica de ADRIAN CHAMIZO para DESTINO ARRAKIS

Deadpool 2 (2018)
Deadpool 2 poster Valoración: 8.4/10 (20,516 votes)
Director: David Leitch
Guión: Rhett Reese, Paul Wernick, Ryan Reynolds, Rob Liefeld (based on the Marvel comics by), Fabian Nicieza (based on the Marvel comics by)
Actores: Josh Brolin, Ryan Reynolds, Morena Baccarin, Zazie Beetz
Duración: 119 min
Calificación: R
Género: Action, Adventure, Comedy
Estreno: 18 May 2018
Sinopsis: Foul-mouthed mutant mercenary Wade Wilson (AKA. Deadpool), brings together a team of fellow mutant rogues to protect a young boy of supernatural abilities from the brutal, time-traveling mutant, Cable.
Calificación: