LUIGI COZZI (7 de Septiembre de 1947) Escritor y director de cine italiano visitó Madrid para recibir el premio Jess Franco en la CUTRECON VII festival de cine cutre de Madrid. Un fundamental para entender el auge del cine de terror y fantasía de los años 70-80, que alcanzó un alto índice de aceptación en Europa con películas de escaso presupuesto que rompían con las convenciones, mostrando la violencia y el sexo de una manera más cruda y explícita.

Cozzi, ya desde su juventud, mostraba una inclinación natural por la ciencia-ficción y el terror, que pasaron de ser una obsesión de adolescencia a convertirse en una forma de vida, colaborando como autor y traductor en revistas especializadas como Galassia o Urania.

Con apenas 21 años rueda la que sería su primera película, Il tunnel sotto il mondo(1969), un film de ciencia-ficción de escaso presupuesto que adapta un relato del escritor americano Frederik Pohl. La película, que inicialmente era sólo un trabajo para la escuela de cine, acabó convirtiéndose en un largometraje que llamó la atención del mítico director Dario Argento  quien catapultó su carrera y con el que no solo mantendría una estrecha colaboración profesional, sino una profunda relación de amistad que aún perdura.

Tras su ópera prima, Luigi Cozzi dirige un par de episodios para la serie de misterio La puerta de la Oscuridad (1973) y continúa haciendo cine, pero es en 1976 cuando le llega el éxito con Dedicato a una Stella(1976), un drama romántico que se mantuvo durante tres meses en el primer puesto de la taquilla italiana.

Ya consolidado, el cineasta italiano se centra en el género fantástico que había despertado su vocación, y continúa rodando películas de serie B que ya son clásicos de culto como su propia versión de Godzilla (1977), Contaminación Alien invade la tierra (1980), La furia del coloso (1985) o El gato negro(1989). Además, Cozzi sigue trabajando para la televisión en la exitosa serie de terror y misterio Turno de Noche( Turno di notte 1987-1988), donde rueda hasta nueve episodios.

Cozzi, quien ha dedicado toda su vida al cine de fantasía y ciencia-ficción, sigue a día de hoy haciendo cine y colaborando en distintos proyectos relacionados con el género fantástico: actualmente regenta “Profondo Rosso” una de las tiendas de cine más importantes y conocidas no solo de Italia, sino de Europa, en la que se encuentra el museo de los horrores de su amigo Dario Argento, donde se expone multitud de material empleado en las películas de este.

La mencionada filmografía de Luigi Cozzi no se comprendería sin embargo sin mencionar dos títulos capitales en su carrera: STAR CRASH, CHOQUE DE GALAXIAS (1978) y EL DESAFIO DE HERCULES (1983), que Cutrecon proyecto en una sesión doble el jueves 25 de enero.

“Star Crash, Choque de Galaxias”es una descarada reinvención de La Guerra de las Galaxias (1977), que aprovechó el enorme impacto que generó el film de George Lucas en todo el mundo, y que nos muestra diseños y trajes calcados de la original —hasta el cartel tiene una sospechosa similitud—, batallas con sables láser, robots, malvados emperadores y naves espaciales que hacen que comprendamos para qué existen los derechos de autor.

La película cuenta con estrellas internacionales como Christopher Plummer o el mismísimo David Hasselhoff en uno de los primeros papeles de su carrera. Y una gran banda sonora de John Barry

Por su parte, “El desafío de Hercules”, es una revisión ochentera muy loca del mito griego de Hércules (al que da vida Lou Ferrigno, conocido por interpretar a Hulk en la serie de televisión del mismo nombre), en la que éste viene del espacio exterior hasta la Tierra para enfrentarse a todo tipo de criaturas y robots, todo ello aderezado con peinados y vestidos propios de la década —es decir, una oda al horterismo más extremo—, y acompañado con música de Pino Donaggio.

El film sólo podía estar producido por Cannon, especializada en cintas de acción y aventuras de bajo presupuesto que se ha convertido en toda una leyenda gracias a películas como Masters del Universo, El Tren del Infierno, Cobra, El guerrero Americano, Lifeforce p Delta Force.  Es, además, la cantera de la que salieron estrellas como Jean-Claude Van Damme o Dolph Lundgren, y en la que también triunfaron Sylvester Stallone, Michael Dudikoff, Chuck Norris o Charles Bronson.

En 1986, escribió y planeó dirigir Sinbad of the Seven Seas, pero el productor lo sustituyó en el último minuto por el director Enzo G. Castellari  quien después de cambiar drásticamente el guion y filmar más de tres horas de cinta, lo presentó al productor quien terminó por archivar el proyecto. En 1989, Cozzi volvió a ser contratado para modificar el filme y terminarlo.

Cozzi escribió un guion al que llamó De Profundis, que se suponía era un final no autorizado de la trilogía sin terminar de Dario Argento Tres Madres, filmandola posteriormente teniendo como protagonista a Caroline Munro; el filme fue renombrado por los distribuidores  como The Black Cat, aunque tras su estreno en 1989 no obtuvo los resultados esperados.

Cozzi también trabajó en los efectos especiales de Phenomena y fue director asistente en Nosferatu en Venecia, (una secuela de Nosferatu, vampiro de la Noche de Werner Herzog que le dio la oportunidad de trabajar con Klaus Kinski) también en The Stendhal Syndrome y en Los ojos del diablo. Cuando Mario Caiano (el director de Nosferatu en Venecia  abandonó la película de forma inesperada, Kinski intentó terminar la cinta él mismo, pero el productor contrató a Cozzi para ayudar a Kinski en la co-dirección. Cozzi también co-escribió los guiones de Cuatro moscas sobre terciopelo gris Jaws knock-off Monster Shark de Lamberto Bava. Algunas de sus obras se han llevado a cabo utilizando como nombre artístico Lewis Coates.

Calificación: