El cine tiene la virtud de hacernos creer posible lo imposible; aquí casi lo logra, si bien en líneas generales acierta a la hora de concitar comedia romántica y parodia política, en un divertimento con muchas lecturas, ácido y verdaderamente original en distintos apartados, comenzando por su planteamiento. Recortar un poco de metraje y atemperar algunas salidas de tono del protagonista masculino hubiese redondeado mejor el resultado de un estreno que básicamente cumple con sus propósitos.

Fred Flarsky acaba de renunciar a su empleo de periodista en un modesto diario tras la compra de la editorial por un poderoso grupo empresarial cuya filosofía detesta. En esa situación coincide en una fiesta con la popular secretaria de estado. A pesar de que parezca increíble, ella fue su amor platónico, la vecina que ejercía de niñera cuando tenía 13 años. Este encuentro le brindará una impensable oportunidad profesional y reavivará una atracción latente hace tiempo.

En primer lugar el film se dedica a exponer su presupuesto argumental: el contraste total entre los caracteres y modos de vida de los dos personajes centrales, a quienes presenta debidamente por separado. En esos compases ya destapa plenamente el tipo de humor gamberro que recorre la cinta y ofrece algunos gags muy certeros, incluyendo la desternillante figura del supuesto presidente de Estados Unidos.

Desde que el destino les une nuevamente, el guion explota con gracejo otra de sus bazas principales: el hecho de que alguien sencillo, de buen corazón y honesto, aunque excesivo en sus reacciones, pase a formar parte del equipo de asesores de esta mandataria de alto rango. El efecto de “elefante en una cacharrería” funciona y depara momentos realmente graciosos.

Sin embargo, pierde algo de fuelle al adentrarse en el ámbito puramente sentimental al que ocasionalmente trata de sacarle punta a través de facilonas referencias escatológicas. Además, la mención explícita a Pretty Woman, vinculada a la banda sonora, constituye un guiño solo aceptable si se entiende como una broma.

Seth Rogen (Malditos vecinos, Juerga hasta el fin) vuelve a mostrar el recital de histrionismo del que suele hacer gala y flirtea con tornarse cargante. Charlize Theron demuestra sus dotes camaleónicas y resulta imponente en cada escena, ensombreciendo a su compañero. Y atención a la participación de la prometedora June Diane Raphael en un rol secundario que se deja notar; mientras, Bob Odenkirk y Andy Serkis aportan agradecidas pinceladas de comicidad.

Critica de Eduardo Casanova

 

Long Shot (2019)
Long Shot poster Valoración: 7.2/10 (3,728 votes)
Director: Jonathan Levine
Guión: Dan Sterling (screenplay by), Liz Hannah (screenplay by), Dan Sterling (story by)
Actores: Charlize Theron, Seth Rogen, June Diane Raphael, O'Shea Jackson Jr.
Duración: 125 min
Calificación: R
Género: Comedy, Romance
Estreno: 03 May 2019
Sinopsis: When Fred Flarsky reunites with his first crush, one of the most influential women in the world, Charlotte Field, he charms her. As she prepares to make a run for the Presidency, Charlotte hires Fred as her speechwriter and sparks fly.
Calificación: