Los dos miembros de un matrimonio, tras divorciarse, tendrán que seguir viviendo bajo el mismo techo al no encontrar comprador de su casa de casados y no tener ninguno de ellos dinero suficiente para irse a vivir a otro sitio.

Del humor ingenioso y actual a la charlotada infumable transita esta comedia nacional que parodia la ruptura matrimonial en tiempos de crisis, partiendo de una situación desafortunada y frecuente últimamente. Inspirándose en ‘La guerra de los Rose’ (1989), citada expresamente, termina por caer en extremos tan desproporcionados que estropean completamente las buenas expectativas generadas en los compases iniciales.

Nadia y Adrián deciden separarse tras años de convivencia. La rutina y la desgana han apagado la chispa que les unió. Sin embargo, pronto se dan cuenta de que ninguno de los dos puede permitirse abandonar la casa que compraron en el apogeo de la burbuja inmobiliaria. Atrapados por la hipoteca y obligados a compartir la vivienda, acabarán declarándose la guerra bajo el mismo techo.

Los guionistas demuestran conocer el tema que abordan y así, en los albores del conflicto, encontramos circunstancias fácilmente identificables certeramente satirizadas. En un sentido similar se ha llevado a cabo la caracterización de los protagonistas, ajustados en muchos detalles a arquetipos comunes. En esos inicios el relato se muestra especialmente dinámico, introduciendo debidamente a los secundarios, cuyas aportaciones tampoco tienen desperdicio.

Antes de que la relación se encrudezca, abre la perspectiva de su planteamiento e incorpora con ironía argumentos relativos a los sitios web de citas, al valor que han adquirido los aspectos estéticos en nuestra sociedad y a la poca humanidad de las entidades bancarias. No obstante, como se ve venir, alcanza un punto en el cual las ideas parecen agotarse y se precipita hacia lo tremendo, encadenando secuencias grotescas y mal encajadas con cuanto les precede.

No cabe reprochar nada a los responsables del casting, quienes han acertado plenamente en la elección del reparto: Silvia Abril y Jordi Sánchez constituyen una baza determinante para que la zozobra no sea total. La “mala” química entre ambos funciona y han sabido meterse e ir transformando sus personajes, aunque rematen la faena de manera casi surrealista. Igualmente apreciables resultan las intervenciones de Daniel Guzmán, Malena Alterio, Álvaro Cervantes y la siempre notable María Alfonsa Rosso.

La trayectoria descendente que traza, a pesar de discurrir sin parones, deja al cierre peores sensaciones de lo que en conjunto merece.

Crítica de Eduardo Casanova

 

Bajo el mismo techo (2019)
Bajo el mismo techo poster Valoración: 5.6/10 (9 votes)
Director: Juana Macías
Guión: Daniel Corpas, Juana Macías, Juan Moreno, Anna R. Costa
Actores: Darko Peric, Malena Alterio, Álvaro Cervantes, Daniel Guzmán
Duración: N/A
Calificación: N/A
Género: Comedy
Estreno: 01 Feb 2019
Sinopsis: In the heyday of the real estate bubble, Nadia and Adrian bought the house of their dreams.Some time later, when their daughter becomes independent, they decide to separate. They are ...
Calificación: